09-06-2016 / 16:40 h EFE

El jurado popular encargado de juzgar a la madre que mató a su bebé ha considerado probado por unanimidad la autoría del crimen en un hotel en Santiago el 31 de agosto de 2015.

Los miembros han considerado probado, también por unanimidad, que la acusada puso a la víctima "sobre la cama y presionó con los dedos su zona cervical, hasta provocarle la asfixia y su muerte".

También han considerado probado, por mayoría de seis, ya que tres miembros lo consideraron no probado, que la acusada "presenta un trastorno mental severo, consistente en esquizofrenia paranoide, enfermedad que por la sintomatología psicótica y afectiva aguda que presentaba en la fecha de los hechos anulaba su capacidad de querer y entender lo que hacía".

Asimismo, los miembros del jurado han acordado por unanimidad que no se le debe conceder la suspensión de la ejecución de la pena privativa de libertad, ni proponer al Gobierno el indulto, ni parcial ni total.

Tras la lectura del veredicto, la representante del Ministerio Fiscal ha reiterado su petición de internamiento en un centro psiquiátrico por un plazo máximo de veinticinco años, dada la "gravedad" del hecho delictivo, asesinato con agravante de parentesco.

No obstante, ha aludido a la eximente de trastorno mental que deriva de la esquizofrenia que padece, ya que sin ella la pena a la que se le condenaría siguiendo la legislación vigente sería la de "prisión permanente revisable".

La Fiscal ha considerado así que el internamiento es una medida "necesaria" para la mujer, puesto que la libertad vigilada que reclama su letrada es de imposible cumplimiento, al no contar la acusada con familia, ni residencia en España.

Asimismo, ha recordado que las medidas de seguridad, como en este caso su petición de internamiento psiquiátrico es "revisable" cada año, por lo que los forenses podrán comprobar de forma anual cuál es la mejor opción para ella y si recomiendan otro tipo de medida.

Con ello, pretende garantizar además "el derecho" a la sociedad para que no se vuelvan a repetir hechos de esta magnitud, además de garantizar la propia seguridad de la mujer.

En cambio, la defensa ejercida por la letrada Begoña Trillo ha considerado que la petición de la Fiscalía es "desproporcionada", puesto que en la actualidad su defendida lleva "ocho meses" ingresada en el penal de Teixeiro sin recibir "atención psiquiátrica" y únicamente con las visitas al psicólogo como cualquier recluso, sin que se haya dado ningún "incidente".

Por ello, ha insistido en que podría "perfectamente" hacer una vida normal, aunque deba medicarse.

Así, ha reclamado de nuevo la petición de libertad vigilada para su cliente, ya que el objetivo de la justicia es la "reinserción social del reo", ha recordado.

Además, ha señalado que, en su opinión, Marisol Fabiola Raue Ortega, tras lo sucedido, "no dejará de tomar una pastilla en su vida", ya que su enfermedad "le ha hecho perder a su hija" que era lo que más quería.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Enero 2017
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD