30-12-2009 / 20:00 h EFE

La exigencia de EEUU de que se frene la construcción de viviendas para judíos en Jerusalén Este no sería legal en ningún país del mundo, afirmó el alcalde durante un recorrido por el asentamiento de Gilo, informó el diario israelí Haaretz.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, manifestó el pasado lunes la oposición de su Gobierno a la construcción de nuevos asentamientos israelíes en Jerusalén oriental, de mayoría de población árabe y que los palestinos reclaman como capital de su futuro estado.

"El estatus de Jerusalén (...) debe ser resuelto por las partes mediante negociaciones y con el apoyo de la comunidad internacional", señaló Gibbs en una declaración escrita.

Las declaraciones de Gibbs siguieron a la convocatoria por parte del Ministerio israelí de Vivienda de una licitación pública para la construcción de unas 700 viviendas para colonos en esa zona de la ciudad, ocupada en 1967 tras la Guerra de los Seis Días y anexionada posteriormente por Israel, que considera la ciudad "indivisible".

La expansión de asentamientos judíos es uno de los principales obstáculos para la reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos y ha sido condenada por EEUU y la Unión Europea.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, declaró el mes pasado una moratoria de diez meses en la construcción de nuevas casas para colonos en Cisjordania, pero esa pausa no incluyó edificios públicos ni viviendas cuyos cimientos ya se han colocado y tampoco afecta a Jerusalén Oriental.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2017
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD