28-12-2009 / 13:30 h EFE

Ibeas ha hecho hoy balance del año político, que en su opinión se ha caracterizado por la crisis económica, el desempleo, los escándalos de corrupción política y por los "agravios" del Gobierno central a Aragón frente a otras comunidades en asuntos como el nuevo sistema de financiación autonómica o las inversiones, que en dos años caen un 23 por ciento.

Para la presidenta de CHA, los partidos en el Gobierno de Aragón actúan por "egoísmo", más preocupados por las elecciones de 2011 y las "sucesiones" que por el beneficio de los aragoneses en un año especialmente duro por la coyuntura económica, sin que haya habido "un plan anticrisis".

Ibeas ha insistido en que el Ejecutivo aragonés es "profundamente inestable" y el PSOE y el PAR siguen la estrategia de no ocultar sus desavenencias para "esconder su incapacidad para resolver los problemas", porque han estado el último año "protegiéndose mutuamente".

"No hay un gobierno desde hace muchísimo tiempo" sino "un conjunto de intereses", cada partido "hace sus cálculos para seguir sentado donde está sentado" y, en el momento que haya posibilidad de cambio, "cada cuál mirará la fórmula que le viene mejor", ha apuntado.

Aragón, que espera desde hace años que se cumplan los compromisos en distintas infraestructuras, necesita un Gobierno valiente, con ideas y responsable, que mire antes que nada por los intereses de los aragoneses para poder plantear un futuro a medio y largo plazo con cierta "esperanza", aunque al PSOE le pueda crear problemas con su partido en el Gobierno central, ha dicho Ibeas.

A su juicio, el Ejecutivo aragonés "no tiene la más mínima intención de complicarse la vida" de aquí a 2011 y se está "dejando arrastrar por los acontecimientos para ver cómo sale de este atolladero" en 2010, lo que sólo puede suponer un "freno" al desarrollo de Aragón, que debería caminar hacia otro modelo económico, algo inviable "ahogando" a la Universidad y recortando las inversiones en I+D+i o en formación.

El gran problema de la Comunidad, ha agregado, es que el presidente del Gobierno, Marcelino Iglesias, que negaba la crisis en 2008, ahora anuncia que la recesión acaba cuando hay una realidad social "realmente dura" por el desempleo e incertidumbres en distintos sectores económicos, con ejemplos como el de General Motors.

Pero para Ibeas, el "colmo de los colmos" de este año han sido los escándalos de corrupción política, entre ellos el de La Muela y el de ASAEL, con un uso del dinero público para intereses de partido y de los cargos institucionales para el crecimiento personal, y todavía, ha lamentado, algunos de los imputados de delitos "muy graves" se mantienen en sus puestos mientras el Gobierno de Aragón lo percibe "con la mayor de las normalidades".

"El Gobierno de Aragón no sabe ni por dónde empezar" con la cantidad de cuestiones pendientes porque, ha subrayado Ibeas, "lleva años dando bandazos" en todo lo esencial desde el punto de vista económico.

CHA, ha dicho Ibeas, confía en la recuperación económica porque hay fórmulas, pero sin "liquidez" es muy difícil que se puedan tomar medidas y no es comprensible que en una situación como la actual la inversión pública caiga un 20 por ciento y que el Ejecutivo, en lugar de impulsar un cambio productivo, mantenga su apuesta por "modelos especulativos", con proyectos urbanísticos en el Pirineo o Gran Scala.

Además, ha insistido en que uno de los asuntos que pone de manifiesto que no hay un Gobierno capaz de defender los intereses de los aragoneses en Madrid es el nuevo sistema de financiación autonómica, que beneficia a otras comunidades y supone una "hipoteca" a medio y largo plazo para Aragón.

Además, ha criticado el atasco de hace años que sufren el desdoblamiento de autovías, el Teatro Fleta o el Espacio Goya, el patronato de Archivo de la Corona de Aragón o el retorno desde Lérida de los bienes de las parroquias de la Diócesis de Barbastro-Monzón a pesar de que ya en 2005 Iglesias anunció su regreso en pocos meses.

No obstante, Ibeas ha manifestado la disposición de CHA a colaborar con el Ejecutivo en aquello que beneficie a la Comunidad, como ha demostrado con su apoyo a la Ley de Lenguas, demandada desde hace 20 años, aunque ha lamentado que no se atiendan sus sugerencias, como reorientar el Acuerdo para el Progreso Económico y Social (AESPA), que no se diseñó para una crisis, o las reflejadas en las enmiendas a los Presupuestos de 2010.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD