20-01-2016 / 14:50 h EFE

El Defensor del Pueblo insta a la Ciudad Autónoma de Melilla, a la Delegación del Gobierno y a la Fiscalía General del Estado, a tomar medidas para abordar la situación de los menores extranjeros no acompañados(MENAS) que pernoctan en la calle, en repuesta a una denuncia de la asociación Prodein Melilla.

Tras una visita realizada al Centro de Menores de la Purísima, esta institución concluye que estos menores "se encuentran con dificultades en la ciudad autónoma que desincentivan su permanencia en los centros de menores y suponen un acicate para que quieran dirigirse a la península".

El Defensor del Pueblo destaca que entre esas dificultades están la saturación de los centros de protección, la demora en obtener en obtener autorización de residencia, la extinción de la misma una vez que acceden a la mayoría de edad o la discriminación en su escolarización.

En una comunicación que este organismo ha remitido a la asociación Prodein Melilla, al que ha tenido acceso Efe, se insta a adoptar medidas asistenciales y educativas a pie de calle desde puntos de vista distintos a los meramente policiales, que no han demostrado su efectividad.

Así, el Defensor del Pueblo solicita actuaciones con los jóvenes que se encuentran próximos a su mayoría de edad o acaban de cumplirla y la implementación de programas sociales en la calle, ofreciendo opciones a los que pernoctan fuera del centro, con el fin de reconducirlos y fomentar su permanencia voluntaria en el mismo.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2017
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD