29-07-2015 / 19:01 h EFE

Un grupo de investigadores del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) iniciarán el próximo 31 de agosto una campaña de campo para monitorizar la temperatura en la sima más profunda de España, la del cerro del Cuevón, en Cabrales, que alcanza los 1.600 metros de profundidad.

Según ha informado el IGME, dicha sima está considerada una de las más difíciles desde el punto de vista técnico de forma que, para alcanzar su zona más profunda, los científicos y espeleólogos deben escalar en lugar de descender en diferentes de tramos de la cueva en la que deben sortear además numerosas cascadas de agua.

La campaña forma parte del proyecto SISMOSIMA que tiene una duración total de tres años y que lidera el doctor Raúl Pérez López, que lleva varios años monitorizando diversas simas profundas en España y que ha colaborado con otros estudios de cuevas en México.

El objetivo del proyecto es comparar las mediciones de gases y gradientes de temperaturas en simas no afectadas por terremotos con simas relacionadas con zonas sismogénicas, que suelen tener emisiones anómalas de gases.

Durante la campaña se colocarán doce sensores de temperatura a diferente profundidad para establecer un perfil térmico vertical profundo que será uno de los más profundos medidos de forma directa en el mundo y que permitirá conocer el mecanismo de intercambio térmico en el interior de la cavidad en relación con el agua subterránea y la circulación atmosférica.

Dicho gradiente geotérmico servirá de base como modelo en cuevas no afectadas por terremotos para su comparación con otros que el mismo equipo está obteniendo en el sureste de España en relación con fallas activas como la que provocó el terremoto de Lorca en 2011.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Enero 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD