03-06-2015 / 14:40 h EFE

El Hospital Nacional de Parapléjicos participa en el proyecto biotecnológico europeo, denominado Neurimp, que tiene como finalidad desarrollar prótesis artificiales que ayuden a reparar nervios periféricos lesionados.

En un comunicado, el Gobierno regional -de quien depende el Hospital de Parapléjicos- ha explicado que el proyecto Neurimp estudia nuevos biomateriales que, en combinación con tecnologías de microfabricación, permitirán producir neuroprótesis artificiales con una estructura y propiedades mecánicas similares a un nervio periférico y dimensiones adecuadas para la reparación de cualquier nervio lesionado.

La idea es que dichas prótesis sustituyan a los implantes de tipo autólogo (del propio paciente), que actualmente son el procedimiento más empleado en lesiones severas de nervio periférico, con la consecuente pérdida de un segundo nervio de menor relevancia funcional y una eficacia terapéutica limitada.

Esta tecnología, que supone un alternativa terapéutica de gran interés clínico y social, acercaría además la posibilidad de generar prótesis a medida de cada nervio, lo que permitiría afrontar lesiones severas con mayores posibilidades de éxito que con implantes autólogos de sección habitualmente menor al nervio reparado.

Este proyecto, financiado por el VII Programa Marco de la Comisión Europea con 3,5 millones de euros, consta de tres fases y, en la primera de ellas, el consorcio seleccionará biomateriales que permitan el desarrollo de implantes biocompatibles, biodegradables y seguros, y que se puedan producir usando técnicas de microfabricación.

Asimismo, las guías neurales finalmente seleccionadas deberán reproducir las propiedades mecánicas de un nervio periférico.

En la segunda fase, los biomateriales seleccionados y las guías neurales se analizarán para comprobar su capacidad de promover la migración celular y la regeneración axonal imprescindible para que el nervio dañado pueda reconectarse.

Los estudios, que se llevarán a cabo tanto en cultivo celular como en un modelo preclínico animal, permitirán a los científicos evaluar el potencial para restaurar la anatomía y función del nervio reparado, tanto en lesiones pequeñas como severas en las que incluso los autoinjertos tienen un elevado porcentaje de fracaso.

En la última fase, el consorcio optimizará los procesos de escalado y producción de la guía neural desarrollada para una traslación a nivel clínico asumible tanto a nivel de coste como de fabricación.

En concreto, el consorcio Neurimp está integrado por varios países de la UE y, con la coordinación del centro tecnológico IK4-TEKNIKER, cuenta con la colaboración de la empresa biotecnológica Histocell, las empresas de biomateriales Vornia Biomaterials de Irlanda, Contipro de la República Checa, las universidades británicas de Sheffield y Westminster, la consultora holandesa Qserve, y el Hospital Nacional de Parapléjicos.

En todo ello, el papel del Hospital Nacional de Parapléjicos, a través del laboratorio de Neurología Molecular que dirige el doctor Javier Rodríguez, consiste en contribuir a demostrar la capacidad regenerativa de las guías neurales en cultivo celular y, principalmente, el modelo preclínico animal.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD