18-03-2015 / 16:21 h EFE

La comisión Nou Campanar, que hizo historia al ganar seis veces consecutivas el primer premio de las Fallas, llegó a plantar una falla de 30 metros de altura e invirtió hasta 900.000 euros en su monumento de 2009, ha pasado este año a apostar por una falla experimental y solidaria de "solo" 90.000.

Aunque Nou Campanar ha puesto los pies en la tierra con un presupuesto diez veces más modesto, sus fallas persiguen todavía revolucionar el mundo fallero y este año ha conseguido el primer premio de fallas experimentales con "Ekklesia", de los artistas David Moreno y Miguel Arraiz.

"Ekklesia" es el nombre de la más importante asamblea de la democracia ateniense, que como ha explicado a EFE el presidente de la comisión, José Antonio Platero, "se celebraba cada cuatro años para juzgar a los políticos corruptos y expulsarlos diez años de la ciudad".

Esta falla, que entre mediados de la década pasada y principios de la actual marcó la pauta a las demás en cuanto a espectacularidad y presupuesto, suscita ahora todo tipo de opiniones, desde Katherine, una mujer rusa que criticaba esta mañana "la falta de alma en la falla, porque no hay figuras con expresiones en sus caras", hasta la valenciana Ada González, que elogia la originalidad del proyecto: "Ya era hora de que se innovara con las fallas".

Desde lo lejos, el visitante contempla una jaula aparentemente metálica de aspecto futurista, pero que en realidad está formada por tubos de cartón pintados de color plata, que recogen tuits de los ciudadanos a los que la falla ha dado voz para mantener la esencia de la crítica original de estas fiestas patronales de bienvenida a la primavera.

Dentro de la instalación destaca un colorido suelo inspirado en la tradición del azulejo Nolla que fabricaba una empresa de Meliana (Valencia) propiedad de la familia materna de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien ha visitado precisamente esta mañana esta falla.

Nou Campanar quería hacer una apuesta por la cultura valenciana y, al mismo tiempo, por la solidaridad, ya que 150 niños de centros de menores tutelados han elaborado las 96.000 piezas de madera que conforman este mosaico.

En el centro de la falla, sobre el suelo, afloran máscaras con una sonrisa sarcástica, que simbolizan a los ciudadanos riéndose de la política actual pues como ha explicado el presidente, José Antonio Platero, "aunque pensemos que los políticos se ríen de los ciudadanos, pueden ser los ciudadanos los que se rían de los políticos".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD