18-03-2015 / 13:20 h EFE

Las experiencias gastronómicas van más allá de los platos preparados por los mejores restauradores españoles y buscan que el comensal se sienta "envuelto" por un ambiente homogéneo con la propuesta que tienen en el plato, lo que incluye el espacio arquitectónico creado en los restaurantes.

Así lo ha explicado hoy a Efe en Logroño María José de Blas, una de las socias del estudio madrileño Picado-De Blas, que ha definido una nueva tendencia en la arquitectura española, la de "cocinar espacios" que "condicionen la percepción del sabor".

De Blas ha cerrado las Jornadas de Diseño de La Rioja con una ponencia sobre el trabajo de su estudio, que ha realizado los restaurantes de algunos cocineros con estrella Michelín, como Sergi Arola y Francis Paniego, y que trabaja ya en el nuevo establecimiento del "televisivo" Alberto Chicote.

De Blas ha admitido que los arquitectos siempre han tenido que trabajar a muchas escalas, y "más en estos últimos años, en los que hay muy pocas grandes obras".

No obstante, su estudio también trabaja en proyectos de una dimensión mayor, como el Teatro Auditorio de San Lorenzo del Escorial (Madrid).

Pero "en lo que ahora mismo se trabaja más es en proyectos de talla S o XS", dentro de los que destacan los relacionados con la gastronomía, que denominan "cocinando espacios".

Basan esta idea en que "el espacio condiciona la percepción del sabor" porque "entendemos que el espacio en el que se come debe ser acorde a la propuesta gastronómica" y "no romper las espectativas del comensal".

"Se trata de demostrar que la arquitectura también existe a pequeña escala y que decisiones pequeñas cambian la atmósfera de un espacio, algo que, en el caso de un restaurante, es muy importante", ha dicho.

Porque, ha asegurado, "los cocineros se están dando cuenta de que si la gastronomía es una experiencia, en ella también intervienen otros sentidos y el primer plato de un menú es, en realidad, el espacio al que llega un comensal".

Así, ha considerado "muy importante" que un restaurante "sea coherente con la idea gastronómica que propone" porque "la imagen también habla de eso".

De Blas, en esta misma línea, ha afirmado que los restauradores españoles "se han dado cuenta de que el primer soporte de su comida es el espacio" y, por eso, "lo quieren cuidar".

Ha admitido que "los arquitectos siempre han diseñado los espacios interiores", pero no han intervenido en profundidad, en decisiones como el mobiliario o la decoración y "eso ha llevado a perder la coherencia con el proyecto en algunos casos".

Tampoco se trata de solapar el trabajo con el del diseñador de interiores porque "ellos no tienen porqué pensar en la integración de su trabajo con todo el conjunto".

Además, ha considerado, "un arquitecto intenta que lo decorativo tenga una función, que no solo sea un aderezo sino un elemento arquitectónico".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2017
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD