04-02-2015 / 12:51 h EFE

La relación entre ruido ambiental y salud se ha examinado en profundidad. Ahora, un nuevo estudio constata que la reducción un decibelio del ruido en Madrid entre 2003-2005 habría evitado casi 500 muertes al año por problemas cardiovasculares o enfermedades respiratorias en personas de o mayores de 65 años.

Esta es la principal conclusión de un trabajo de análisis estadístico publicado en la revista "Environmental Research", en el que han participado investigadores del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (del CSIC).

El objetivo de este estudio era el de cuantificar las "muertes evitables" al reducir el impacto diario del ruido en la capital española, que en un 80 por ciento se atribuye al tráfico.

Para ello, los investigadores usaron datos de las estaciones de medición distribuidas por Madrid (entre 2003, 2004 y 2005) y de fallecimientos en la capital por problemas cardiovasculares y enfermedades respiratorias en personas de o mayores de 65 años, ha explicado a Efe Cristina Linares, una de las firmantes del artículo.

Según este estudio, si se hubiera reducido en un decibelio el ruido en el período 2003-2005, las muertes por problemas cardíacos hubieran bajado en 284 casos y por enfermedades respiratorias en 184.

La Organización Mundial de la Salud establece un patrón guía que señala que los efectos sobre la salud empiezan a aparecer por encima de los 65 decibelios por el día y los 55 decibelios por la noche.

En Madrid, las estaciones midieron 65 decibelios por el día y por la noche 60 decibelios (valores medios en el período de este estudio, 2003-2005), según Linares, investigadora del ISCIII.

¿Y cómo afecta el ruido en la salud? El mecanismo por el que el ruido puede producir este tipo de patologías se debe a que éste genera en el organismo una respuesta de defensa.

Ante esta situación, la hipófisis (en el cráneo) se encarga de regular la secreción de hormonas tales como la adrenalina y nor-adrenalina (que explicarían los problemas cardiovasculares producidos por el ruido) y el cortisol.

El cortisol actúa en casos de estrés para el organismo y su función principal es incrementar el nivel de azúcar en sangre para propiciar que el cuerpo obtenga suficiente energía en caso de emergencia.

A la vez, el cortisol provoca que el sistema inmune se "deprima" para ahorrar recursos.

Este sería el mecanismo biológico por el que el ruido se relacionaría con el incremento de enfermedades infecciosas de origen respiratorio.

En cuanto a si los resultados de este estudio son extrapolables a otras ciudades, Linares ha indicado que no todas las ciudades españolas tienen un buena red de medición del ruido, así que para que estos resultados se extrapolen primero debe medirse el ruido.

Otra de las conclusiones de este trabajo es que los niveles de ruido vienen a tener los mismos efectos en cuanto a mortalidad evitable que la contaminación por partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM2,5), ha subrayado Linares.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2017
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD