07-12-2014 / 17:50 h EFE

Las autoridades belgas apuntaron hoy a un acto "terrorista" como causa del sabotaje que sufrió en agosto el reactor Doel 4, en la parte no nuclear de la central, que obligó a su cierre.

El director del Organismo para la Coordinación del Análisis de Amenazas (OCAM), André Vandoren, indicó a la cadena RTL-TVi que la investigación sobre el sabotaje, ocurrido el 5 de agosto, "se orienta hacia una pista terrorista", según recoge la agencia de noticias Belga.

El incidente provocó, en poco más de media hora, una fuga de unos 65.000 litros de aceite y que, en consecuencia, las turbinas tuvieran que funcionar "en seco", lo que provocó su mayor desgaste.

A causa de este problema la central tuvo que cerrarse y las autoridades belgas consideran que los costes de reparación para ponerla de nuevo en funcionamiento se aproximan a los 30 millones de euros.

La Fiscalía federal abrió una investigación al respecto, lo que en opinión de Vanoren significa que "hay sospechas" de que se trató de un acto de terrorismo.

"Si la Fiscalía federal se ocupa de este caso, es que va por esa orientación", declaró.

El reactor Doel 4, ubicado en el norte de Bélgica, fue construido en 1985, tiene una capacidad superior a 1.000 megavatios (MW) y está previsto que funcione hasta 2025.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2017
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD