07-07-2014 / 11:10 h EFE

Un 68 % de los conductores mayores de 64 años padece una patología crónica de riesgo para la conducción, según un estudio del Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol (IDIAP Jordi Gol), vinculado a la UAB.

Este instituto ha analizado las características de los conductores atendidos en centros de atención primaria de Barcelona y ha descubierto que un 80,8 % de las personas que conducen con más de 64 años toma medicamentos crónicos y disponen del permiso de conducir desde hace una media de 41 años.

Según ha informado el IDIAP, el estudio se ha realizado sobre una población de 1.936 conductores visitados en 25 centros de atención primaria (con una media de edad de 43 años), de los cuales 385 eran mayores de 64 años.

El objetivo ha sido describir las características sociodemográficas y las relacionadas con la conducción, el consumo de sustancias psicoactivas y de medicación, y las patologías crónicas que supongan un riesgo para la conducción en conductores mayores.

Los resultados del estudio concluyen que los conductores mayores de 64 años del estudio tienen una media de edad de 72 años; son mayoritariamente hombres (72,7 %); tienen estudios primarios; son de clases sociales desfavorecidas y mayoritariamente están casados (76 %).

Del 68,1 % que presenta patología crónica de riesgo para la conducción, un 31,6 % son de alto riesgo para la conducción, pero pese a ello los conductores analizados están una media de 5,42 horas semanales al volante.

Un 80,8 % toma medicamentos crónicos y, de estos fármacos, un 19,2 % se considera medicación de alto riesgo para la conducción.

Más de la mitad de estos conductores (58,9 %) declara tener una percepción baja de riesgo de accidente, el 41 % no consume alcohol y sólo un 2,7 % ha referido un consumo moderado-alto.

Asimismo, sólo un 2,8 % declaró haber consumido tranquilizantes en los últimos 12 meses, y un 6,6 % ha referido haber sufrido una colisión en el último año.

Para el doctor Carlos Martín, investigador del IDIAP Jordi Gol e investigador principal del proyecto, "los conductores mayores de 64 años presentan un riesgo superior de padecer una colisión, en parte, debido al consumo de medicamentos y también de la presencia de enfermedades crónicas".

Es por ello por lo que considera "que desde las consultas de atención primaria necesitan intervenciones específicas dirigidas a solucionar o minimizar estos riesgos en este grupo de población".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2017
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD