14-10-2013 / 20:53 h EFE

El Gobierno Italiano reforzará la vigilancia y la seguridad en el Mediterráneo con la operación "Mare Nostrum", un dispositivo militar y humanitario que prevé el refuerzo de los servicios de socorro en alta mar para incrementar el nivel de seguridad de "las vidas humanas".

Así lo definió hoy el ministro de Defensa italiano, Mario Mauro, que fue el encargado de exponer el plan de seguridad en el Mediterráneo, diseñado por el Ejecutivo ante las recientes tragedias y avalanchas de inmigrantes registradas a pocas millas de la costa del país.

El presidente del Gobierno italiano, Enrico Letta, encabezó una cumbre sobre la inmigración con la presencia de los ministros de Exteriores, Emma Bonino, de Justicia, Angelino Alfano, de Defensa, Mario Mauro, de Infraestructura y Transportes, Mauricio Lupi, de Asuntos Europeos, Enzo Moavero, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Luigi Binelli Mantelli.

"En la operación de vigilancia y socorro en el Mediterráneo se utilizarán también drones, los aviones no tripulados, además de helicópteros con instrumentos ópticos e infrarrojos", explicó Mauro.

El titular de Defensa dijo que en la "operación Mare Nostrum" se utilizará por primera vez una nave anfibia que tiene la capacidad de ejercer el mando y control con helicópteros de largo alcance, capacidad hospitalaria, espacios amplios para el ingreso de los posibles náufragos, además de otras cuatro naves de la Marina (dos patrullas y dos fragatas), y otros vehículos.

Mauro informó también de que la nave anfibia "San Marco" de la Marina italiana estará operativa a partir del día 18 de octubre.

Según el ministro, la operación es una forma de "dar ejemplo claro y fuerte" sobre el control de la frontera exterior.

También aseguró que se mueven "por primera vez en el límite de sus posibilidades en el ámbito de Eurosur, que permitirá tener el control de las fronteras dentro de Frontex", la agencia comunitaria encargada del control de la frontera exterior de la Unión Europea (UE).

Además, Mauro criticó que en la UE se puede circular libremente pero, "paradójicamente", las fronteras externas están bajo la única e individual vigilancia de los estados miembro.

En relación con la financiación de este nuevo dispositivo de seguridad en alta mar, el vicepresidente y ministro del Interior, Angelino Alfano, explicó que "cada ministerio aportará una parte del presupuesto total de la operación".

De este modo, según Alfano, Italia refuerza la protección de su frontera exterior y reivindicó que para calcular los costes de esta operación, es importante "pensar en los costes en vidas humanas que supondría si no se llevase a cabo".

Además, en la rueda de prensa posterior a la reunión interministerial, Alfano se mostró tajante al afirmar que la nueva misión "Mare Nostrum" tendrá un "efecto disuasorio muy significativo para quien piensa que se pude traficar con seres humanos de forma impune".

Sobre el lugar al que serán trasladados los inmigrantes una vez sean rescatados o interceptados, el vicepresidente explicó que se llevará a cabo conforme a las reglas del derecho internacional de la navegación pero que el hecho de que intervenga en el rescate una nave italiana "no significa que los inmigrantes tengan que ser trasladados a un puerto de Italia".

"El lugar del traslado a tierra de los inmigrantes se valorará en relación de dónde se ha llevado a cabo la operación", especificó Alfano.

A raíz de la tragedia de Lampedusa del pasado 3 de octubre en la que perdieron la vida 339 inmigrantes, el Ejecutivo italiano ha emprendido una ronda de contactos con diferentes gobiernos europeos para tratar la problemática de la inmigración ilegal.

Alfano se reunió hoy con su colega suiza, Simonetta Sommariga para coordinar la acción de las policía de ambos países en los temas de inmigración y con la que ha firmado un Acuerdo de Cooperación.

También se ha reunido con el primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, con el que ha abordado, sobre todo, el tema de la inmigración hacia Italia y la colaboración por parte de Finlandia en la operación Frontex.

La ministra de Exteriores, Emma Bonino, se reunió por su parte hoy con el embajador William L.Swing, Director General de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En el encuentro intercambiaron información sobre la gestión de la emigración internacional, "a la luz de los recientes dinámicas de los flujos y de la tragedia de Lampedusa", aseguró su ministerio en un comunicado.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2017
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD