04-10-2013 / 15:39 h EFE

La empresa catalana Starlab ha creado una aplicación para medir la actividad cerebral del niño para trasladarla a un vídeojuego y así tratar a los niños con transtorno de atención e hiperactividad (TDAH), ha explicado hoy a Efe uno de sus integrantes, el neurocientífico David Ibáñez.

Durante la jornada "Del cerebro a la máquina", Ibáñez ha explicado que "la aplicación con tratamiento médico consiste en detectar la impulsividad y atención del niño. Una vez que esas emociones se detectan, se transforman en un comando para controlar un vídeojuego".

Luego, "el médico insta al niño a estar concentrado y si el niño lo logra puede ir avanzando en el juego, ya que muestra que está controlando sus niveles de atención", ha añadido Ibáñez.

Para el neurocientífico, actualmente entre el 5 y el 8 % de los niños sufre de TDAH y la medicación es derivada de componentes que contienen "grandes" efectos secundarios, por lo que el vídeojuego es una manera "sencilla" que permite al niño irse "autorregulando".

En Estados Unidos este tipo de tratamiento, que actualmente está en pleno surgimiento en Barcelona, es considerado del mismo nivel que la medicación.

"De hecho, este tratamiento se puede extender a personas con ningún tipo de transtorno, ya que muchos deportistas lo usan para mejorar su rendimiento. Las campeonas de voleibol utilizaron esta técnica para mejorar la concentración y mejorar el rendimiento deportivo", ha aseverado Ibáñez.

Durante la jornada, el investigador David Ibáñez ha dado además una introducción a la neurociencia y ha explicado cómo el cerebro es un órgano eléctrico que genera impulsos que pueden ser medidos.

"Son reacciones a estímulos externos o que se pueden detectar cuando se quiere mover algo", como por ejemplo el cursor del ordenador simplemente pensando en ello, lo que es posible gracias a un sensor cerebral que transformaba las órdenes y permitía el movimiento.

Starlab y Neuroelectrics, empresas catalanas que se enfocan a la neurociencia, también están trabajando en otros tipos de aplicaciones aún bajo estudio y en las que se aplican corrientes de bajo voltaje que producen cambios en la actividad cerebral y que activan la zona que está asociada con alguna funcionalidad, para ver si se puede tratar el Parkinson o derrames cerebrales, entre otras enfermedades.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2017
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD