02-09-2013 / 17:30 h EFE

La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha explicado hoy ante el Comité de las Regiones de la Unión Europea (UE) las "excelencias ambientales de la nueva legislación urbanística valenciana".

Bonig ha intervenido en la conferencia "Estrategia Europa 2020. Una Europa eficiente en el uso de los recursos: la contribución de las regiones y las ciudades", que el Comité de las Regiones de la UE celebra en Vilnius (Lituania), según informa la Generalitat en un comunicado.

La consellera ha destacado que dicha legislación "introduce por primera vez en la UE el concepto de Infraestructura Verde como una red interconectada de espacios que abarca todas las escales del territorio y que constituye la base para la planificación de todos los nuevos desarrollos urbanos".

La Infraestructura Verde, según Bonig, "define el sistema territorial de la Comunitat Valenciana, que está formado por los espacios de mayor valor desde el punto de vista ambiental, cultural y paisajístico, así como de sus conexiones territorial y funcionales que permiten la conservación de los procesos ecológicos en el territorio".

Todos los municipios deben incluir la Infraestructura Verde en sus planes urbanísticos y siempre bajo la supervisión de la Conselleria.

Introducir la Infraestructura Verde en la legislación urbanística parte del convencimiento de que una buena planificación "incide en la mejora de la eficiencia energética y en la lucha contra el cambio climático", según la consellera.

Esta planificación "favorece los modelos urbanos menos consumidores de recursos, ya que propicia un tejido urbano compacto basado en nuestra tradicional ciudad mediterránea, que fomenta la concentración de la población y permite rentabilizar desde el punto de vista económico, pero también social, los distintos sistemas de transporte público más eficientes en cuanto al consumo energético" .

"La Infraestructura Verde a escala urbana favorece la construcción de edificios verdes que dan continuidad a la propia red de espacios abiertos urbanos y consiguen su propio abastecimiento energético", ha subrayado la consellera.

El objetivo del Consell es mejorar en un 30 % la eficiencia energética global del tejido urbano en el conjunto de la Comunitat Valenciana.

Isabel Bonig ha explicado en su conferencia que la Infraestructura Verde es un instrumento "fundamental para atemperar las condiciones climáticas de las ciudades, especialmente en los periodos más calurosos del año".

"Es una actuación prioritaria la conexión entre los espacios verdes urbanos y rurales de manera que se generen pasillos climáticos en la dirección de las brisas dominantes para atemperar las olas de calor", ha añadido.

La ley valenciana establece una mejora de los estándares de zonas verdes hasta alcanzar el objetivo de 12 metros cuadrados de área verde urbana por habitante, superando la ratio internacional de 10 metros cuadrados por habitante recomendada por la Organización Mundial de la Salud.

La consellera ha defendido que la Infraestructura Verde favorece la adaptación del territorio al cambio climático, para lo que resulta necesaria una adecuada conservación y gestión del suelo y de sus masas forestales.

Los espacios protegidos por la legislación ambiental, el 44 % de la superficie, son capaces de absorber hasta 3,5 millones de toneladas de CO2 al año, el 12% del total de las emisiones de la Comunitat, según los datos aportados por Bonig.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD