21-10-2009 / 21:40 h EFE

Con un repaso a las más insignes plumas de la literatura española que le permitieron conocer el humor español y sin olvidar a los pintores Goya, Miró y, sobre todo, Picasso, su "mayor fuente de inspiración", Ziraldo ha agradecido "muy, muy emocionado" este galardón, que podría considerarse el Cervantes del humor.

El polifacético dibujante brasileño, cuyo nombre es una combinación del de su madre, Zizinha, y el de su padre, Geraldo, ha afirmado durante su discurso, en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH), que "no existe humor sin una cierta crueldad, aunque existe mucha crueldad sin humor".

Y ese humor cruel, ha continuado, es el que está presente en el "espíritu español, que provoca una sonrisa que nos hace sangrar".

Fue en 1957, ha recordado, cuando visitó por primera vez España, oportunidad en la que conoció a Chumy Chúmez y Antonio Mingote, gracias a quién publicó en la revista de humor argentina "Tía Vicenta" sus primeras viñetas fuera de Brasil.

Ambos dibujantes forman junto con Quino, 'compadre' de Ziraldo, según el mismo ha resaltado, El Roto y Eduardo Ferro el selecto grupo de artistas del humor que han recibido este premio, "una tribu" a la que el brasileño entra con "honor y alegría".

Con este galardón, el jurado del premio Quevedos ha reconocido a Ziraldo "la enorme calidad de su trabajo, la importancia de su obra, su compromiso social permanente y la gran repercusión internacional" de sus creaciones.

No en vano, algunos de sus personajes han formado parte de la cultura y la educación brasileña de las últimas décadas, mientras que varios de sus dibujos se han usado en sellos conmemorativos, libros e, incluso, carteles del Ministerio de Educación brasileño y campañas de entidades públicas y privadas.

Pintor, cartelista, periodista, dramaturgo, diseñador y escritor, Ziraldo fue el creador de la primera revista brasileña de cómic hecha por un solo autor, Saci de Pererê, y fue uno de los fundadores del periódico inconformista O Pasquim, desde el que trató con el humor de plantar cara a la dictadura brasileña (1964-1984).

Ha sido el dibujante y amigo de Ziraldo, Lailson de Holanda, quien ha definido al galardonado como "un luchador de la libre expresión" ya que "por algunos de sus dibujos fue preso" en Brasil, aunque lo que nunca pudieron encarcelar fueron "sus ideas".

Ziraldo es el primer ganador en lengua no hispana de este premio, dotado con 30.000 euros, y con el que también se reconoce su compromiso social, según ha señalado el director general del Libro, Rogelio Blanco, ya que siempre defendió la preservación ecológica, la solidaridad entre los pueblos y la necesidad de una reforma agraria en Brasil.

Con un emocionado y cercano "muchas veces, muchas gracias" y rodeado por algunos de sus personajes como O Menino Maluquinho (el niño loquito), Ziraldo se ha despedido de los asistentes al acto de entrega, en el que ha derrochado amabilidad, sonrisas y abrazos.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2017
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD