27-08-2013 / 17:40 h EFE

El Real Sitio de San Ildefonso-La Granja (Segovia) vive hoy una fiesta de convivencia y armonía entre vecinos y forasteros en torno al judión, una alubia de mayor tamaño que la normal, de la que se han elaborado 12.000 raciones.

Son ya treinta y ocho años seguidos en los que la popular "judiada" concentra a miles de personas en la conocida como Pradera del Hospital, coincidiendo con las fiestas de San Luis, donde se degustan los famosos judiones de La Granja y su acompañamiento.

La lista de la compra es muy larga y abundante, con productos que luego se encargan de guisar sobre catorce grandes cacerolas los miembros de la Asociación de Cocineros de Segovia, comenzando por 1.110 kilogramos de judiones, que hay que poner en remojo con anterioridad, en grandes tanques de agua.

Además, se añaden 450 kilos de chorizo, 500 kilos de morro y oreja de cerdo, 180 kilos de morcilla, 150 kilos de codillo de jamón, junto con 300 kilos de cebollas, 45 kilos de ajos, 50 litros de aceite de oliva, 12 kilos de pimentón dulce, así como sal y hojas de laurel.

Para el alcalde del Real Sitio, el socialista José Luis Vázquez, maestro de ceremonias, la jornada de hoy cuenta con un realce especial porque se está a punto de culminar la tramitación de la obtención de la marca de garantía del judión de La Granja, en colaboración con la Junta de Castilla y León.

En un día en que se juntan desde familias enteras a grupos de amigos y peñas festivas en torno a este producto, del que se tuvo conocimiento por primera vez durante la construcción del Palacio de La Granja, en el siglo XVIII, Vázquez destaca la "armonía" como denominador común.

No sólo por la masiva presencia de sus vecinos y visitantes, sino porque acuden políticos de cualquier signo, así como representantes de los empresarios y de los sindicatos, aunque en esta edición se han encontrado con una pequeña protesta de los cazadores de la zona porque se prohíbe este deporte en el nuevo Parque Nacional del Guadarrama.

Vázquez está convencido de que en torno a los judiones, como producto gastronómico, se van a generar dinámicas de empleo, de la misma forma que ya las auspician el patrimonio natural, pues el municipio ha sido declarado por la Unesco Reserva de la Biosfera, o el patrimonio histórico-artístico.

Así lo ha visto también la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, quien considera un acierto organizar un acto de exaltación gastronómica en torno a un producto autóctono, que permite relacionarlo de una manera muy clara con el lugar del que procede geográficamente.

Clemente ha mostrado todo el apoyo del Gobierno autonómico para que se obtenga la marca de garantía, aunque ha reconocido que es un trabajo complejo, hasta la inscripción en el registro de marcas y patentes, que requiere numerosa documentación y analíticas.

De lo que no tiene duda la consejera que ha puesto en marcha la marca "Tierra de sabor" es que los consumidores prefieren los productos amparados por las figuras de calidad porque garantiza el origen y tienen una seguridad de lo que consumen.

Precisamente, en su opinión, si algo ha experimentado crecimiento en esta época de crisis, son las figuras de calidad, con un volumen de negocio de cerca de 800 millones de euros, creciendo más del 36 por ciento en los últimos años en Castilla y León.

Pasadas las dos y media de la tarde se han comenzado a formar las grandes colas de gente que han ido desfilando delante de los cocineros, para tomar sus raciones, además de vino o agua y una manzana donada por una cooperativa de El Bierzo.

La música y el tono festivo de la jornada continuará hasta bien entrada la tarde, después de que muchos opten por echar una siesta bajo alguno de los árboles que cubren la pradera.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD