16-04-2013 / 17:10 h EFE

En la dirección "Berlín 109" de Barcelona viven seis vecinos "normales" de clase media que mantienen las formas y se saludan en el ascensor, hasta que la escritora Susana Vallejo, una madrileña afincada en Barcelona, decide implicarles en un homicidio y fomentar su complicidad.

Un colombiano mercenario, una prostituta de lujo, un matrimonio de ancianos, una madre separada con dos hijos y un oficinista soltero configuran el particular edificio de Vallejo, en el que todos tienen algo que ocultar y en donde aparecen varios cadáveres, como en toda novela negra que se precie.

Como si se tratase de la mítica "13 rue del Percebe", Vallejo mete cizaña entre el vecindario de su novela "Berlín 109" (Plaza y Janés) y pone a vagar por los pisos el fantasma de María Eugenia, una pobre anciana que murió en el sillón de su casa sin que nadie descubriera el cadáver durante meses.

"En mi novela planteo el retorno al principio de la solidaridad que todos habíamos perdido, pero que esta volviendo con la crisis; cuando el Estado deja de protegernos, solo nos queda la iniciativa solidaria", recalca Vallejo, experta en comunicación.

"Yo he tratado de entrar en el universo cerrado de un edificio y ver la situación desde el exterior a través de María Eugenia, el espíritu de una anciana muerta cuyo cadáver se descubre varios meses después de su muerte, que cambia los tópicos sobre sus vecinos cuando los llega a conocer en su intimidad, nos explica Vallejo.

Susana Vallejo implica a todos los vecinos de la calle Berlín en "acciones transgresoras y un poco turbias", pero consigue que el lector se ponga de su parte, se alegre y aplauda estas decisiones bastante alejadas de la ética convencional, que consiguen "la liberación íntima de mis personajes".

"He escrito una novela negra amable y optimista con la pretensión de que los buenos no sean siempre buenos y los malos no sean tan malos, con unos personajes de un estrato de clase media maltratada por la crisis que hubiera acentuado aún más si mi novela no se hubiera acabado hace ya un año", reflexiona.

"Berlin 109" intenta retratar lo que pasa a través de los seis personajes corales que, ante un hecho concreto y una circunstancia adversa para todos, se unen con un objetivo común en su particular 13 rue del Percebe y empiezan a interactuar", informa la autora.

Vallejo señala que su intención fue también hacer una novela sobre los distintos tipos de amor, "el amor de madre, el amor-capricho, el amor-conveniencia, el amor-compromiso y el amor-amor", pero confiesa que los personajes se le fueron de las manos.

"Mi novela es una novela de amor con unos protagonistas que van a la deriva por la crisis, que impone su propia realidad", confiesa Susana Vallejo, que es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas.

Vallejo opina que todos deberíamos estar intrigados en saber quiénes son nuestros vecinos, "porque pueden dedicarse a cualquier ocupación, ser buenas o malas personas e, incluso, se pueden morir encima tuyo sin que su cadáver se descubra en meses", advierte la autora.

Susana Vallejo, que presenta hoy su novela en Barcelona, ganó el Premio Edebé de Literatura Juvenil 2011 con "El espíritu del último verano" y resultó finalista del Premio Jaén 2007 con la saga fantástica Porta Coeli.

También quedó como finalista del Premio Interncional de Ciencia Ficción y Literatura Fantástica de ediciones Minotauro 2008 y 2013 con "Switch in the red" y "Volverás a Toledo", respectivamente.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD