11-04-2013 / 17:10 h EFE

La antigua sede de la ONCE en la calle Calabria, de Barcelona, con 6.700 metros cuadrados de superficie, acogerá un centro de formación de adultos, otro para enseñanza del catalán así como espacios diversos para los vecinos y para servicios del ayuntamiento.

Así lo ha informado hoy el Ayuntamiento de Barcelona, que ha redactado un plan funcional para dotar de usos a la antigua sede de la ONCE en el distrito del Eixample, que consta de planta subterránea, planta baja y seis pisos.

El edificio también cuenta con otra planta subterránea destinada a aparcamiento, con un total de 10.355 metros cuadrados de superficie construida, de los que un 60 % tendrán servicios municipales y el resto, serán de uso vecinal.

Según ha informado hoy el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, el edificio dispondrá de espacios comunes como recepción, sala polivalente, teatro auditorio y un aulario, además de espacios para los vecinos, para la realización de talleres, espacios de trabajo y logísticos.

Además, se ubicará en este edificio el centro de formación de adultos Pere Calders, ya existente en el barrio, al que se destinarán 701 metros cuadrados, y el Centro de Normalización Lingüística.

La empresa municipal BSM: contará con más de 3.000 metros cuadrados y la Dirección de Atención al Ciudadano también dispondrá de 967 metros cuadrados en este mismo inmueble.

El Ayuntamiento de Barcelona adquirió la antigua sede de la ONCE el año 2011, un edificio construido en la década de los años 70 y obra del doctor arquitecto Josep Fernández Campo.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD