21-01-2013 / 11:50 h EFE

El gasto sanitario directo del asma atribuible al trabajo en España es de entre 156 y 175 millones de euros anuales, con un coste medio por paciente de 1.554 euros, según un estudio publicado en la revista Archivos de Bronconeumología, de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

El asma es la enfermedad respiratoria de origen laboral más frecuente en los países industrializados y, según la SEPAR, representa un importante problema de salud para las personas y las empresas.

Según el estudio, que ha analizado los casos y datos del año 2008, ese año se reconocieron en España 556 casos de asma como profesionales, 341 casos en hombres y 215 en mujeres, pero el número de casos estimados atribuido a exposiciones laborales oscilaría entre 82.635 y 100.264 casos.

La SEPAR ha concluido que el tratamiento de esta enfermedad laboral supuso en 2008 entre 155,8 y 174,3 millones de euros, de los que algo más de 18 millones corresponderían al tratamiento sanitario de los casos que requieren atención especializada.

El asma laboral es, según los especialistas, una de las enfermedades crónicas de mayor prevalencia, que provoca una elevada morbilidad, un gran coste por la elevada utilización de recursos sanitarios, y un importante deterioro en la calidad de vida de los pacientes, por lo que la correcta identificación del asma profesional es "crucial" para su prevención.

"Si estos casos no constan en las estadísticas oficiales de los daños derivados del trabajo, es difícil incluirlos en los planes y programas de prevención de riesgos laborales", según el coordinador del Área de Asma de SEPAR, el doctor Antolín López.

"Los datos de este estudio muestran que el asma ocupacional (el inducido por sustancias de determinados puestos de trabajo) está infradiagnosticado, lo que lleva a una falta de medidas de prevención y a unos gastos altos que podrían reducirse drásticamente", ha manifestado López, que ha reivindicado "una Estrategia Nacional de Asma con el objetivo de mejorar el cuidado de los pacientes y disminuir los costes de la enfermedad".

El asma es una enfermedad que se puede "prevenir y tratar" mediante la combinación de una estrategia individual basada en el tratamiento de los casos y otra poblacional mediante distintas medidas de salud pública, entre ellas la prevención de la exposición a los diferentes agentes en los lugares de trabajo, según López.

Por ello, el especialista ha indicado que es importante identificar y actuar sobre las sustancias que inducen la aparición de asma, existentes en el lugar de trabajo, los beneficios no se limitarían solo al ambiente laboral, sino también a la población general está igualmente expuesta a estas sustancias.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD