18-01-2013 / 14:20 h EFE

La Plataforma de Toledo frente a los recortes en educación para los menores discapacitados ha criticado hoy el modelo de "exclusión social" que suponen las Aulas TEA, un proyecto que a su juicio se ha puesto en marcha para recluir a los niños con necesidades especiales en "guetos" y que supone, por ejemplo, que un niño de 4 años comparta clase con uno de 12.

Así lo han denunciado hoy la portavoz de esta plataforma y su presidenta, Rosario Gómez y Begoña Yagüe, respectivamente, en una rueda de prensa en Toledo, donde han anunciado que, ante esta situación, han presentado reclamación ante el Ministerio Fiscal, Consejo General del Poder Judicial y Oficina Permanente del Consejo Nacional de Discapacidad y una queja ante la Defensora del Pueblo.

Las dos responsables de la Plataforma de Toledo frente a los recortes en educación para los menores discapacitados han expresado su temor de que estas aulas para el Trastorno del Espectro Autista (TEA) -en este curso se han creado 7- vayan en aumento el que viene.

Y han explicado que lo que les lleva a pensar que éste es el "rumbo" previsto por el consejero de Educación, Marcial Marín, para la educación de los niños con necesidades especiales de la región es la eliminación progresiva de los profesionales de apoyo de las aulas ordinarias y su traslado a las nuevas aulas TEA.

En este sentido han apuntado que primero se crearon los llamados "centros de cabecera" para los alumnos motóricos (con dificultades de movilidad) y ahora "se pretende aglutinar a todos nuestros hijos, independientemente de cuál sea su necesidad especial o la intensidad con la que se manifieste en cada uno de ellos, en un mismo aula, aislados del resto de compañeros y sin límite de horas ni edad".

Así, Yagüe ha denunciado que, al no existir ninguna regularización sobre las TEA en materia de tiempo ni edades, "se puede dar el caso de que los niños permanezcan en las aulas las cinco horas seguidas del horario escolar, sin compartir ni siquiera el recreo con los compañeros del aula ordinaria, y que en el mismo aula haya niños con mucha diferencia de edad".

Éste es el caso del colegio de Toledo "Jaime de Foxá", en cuya aula TEA conviven cuatro alumnos, entre ellos uno de 4 años y una niña de 12, ha denunciado Gómez, quien, en este contexto, ha criticado las declaraciones en las que el consejero decía que, si él tuviese un hijo con necesidades especiales, le llevaría a un centro de estas características para que recibiese una mejor atención.

A este respecto la portavoz de la plataforma ha indicado que "seguro que no nos equivocamos si afirmamos que las hijas de Marín acceden a un centro con otros niños en unas condiciones de integración normal y cuanto tengan 12 años no van a tener que compartir clase con niños de 4", ha aseverado.

Para lograr esa integración también para los niños con necesidades especiales, la Plataforma de Toledo en contra de los recortes en educación para los menores discapacitados se ha mostrado a favor del "sistema combinado" que se ha puesto en marcha en otras comunidades como Murcia, donde estos niños comparten algunas horas de la jornada lectiva con los alumnos del aula ordinaria.

En este punto, ambas responsables han destacado que "nada tienen que ver las aulas abiertas específicas del sistema combinado con las aulas TEA del consejero Marín, que las vende como 'inclusión' cuando son sustitutivas de centros especiales", han reprochado.

A juicio de la Plataforma, con el proyecto TEA se vulnera la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, así como la LOE que recoge la obligación de todas las administraciones educativas de disponer de los medios necesarios "para que todo el alumnado alcance el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional".

Con el modelo TEA, esta aspiración se ve "truncada" ya que las consecuencias de ceder a la escolarización en estas aulas o centros especiales, supone cambiar la calificación de B a C en el dictamen del menor, lo que conlleva que, en el futuro, no existen opciones para reincorporar al alumno a ninguna aula ordinaria en un instituto con independencia de la mejoría experimentada en su evolución.

Por todo ello, la Plataforma ha denunciado este proyecto de educación que ellos consideran de "exclusión" ante las instancias ya citadas y ha "celebrado" la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha emitida el 5 de marzo de 2012 sobre este particular.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Abril 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD