27-12-2012 / 14:30 h EFE

El precio de la uva para Nochevieja se mantiene en los mismos niveles que el año pasado -en torno a los 1,8 y dos euros/kilo en los mercados mayoristas- aunque ha bajado un cinco por ciento en origen, hasta situarse entre los 1,50 y los 1,75 euros/kilo en la denominación de origen (DO) Uva de Vinalopó.

El presidente de esta DO, José Bernabéu, ha apuntado a Efeagro que la bajada del precio en origen se debe a que "estas navidades, con la crisis, se está notando en el mercado nacional un consumo apático, más ralentizado, en el que hasta ahora ha costado vender".

Las doce uvas con las que despediremos 2012, de la variedad tardía aledo "cuestan en origen y de media un 5 % más baratas que las de hace un año y un 15 % menos que las consumidas el 31 diciembre de 2010", ha precisado el presidente del Consejo Regulador de la única denominación de origen de uva de mesa de España.

Según Bernabéu, este año los españoles consumirán en Nochevieja "dos millones de kilos de uva de Vinalopó", al igual que en la última noche de 2011, pese a que la producción total en esta campaña bajará de los 50 millones de kilos previstos inicialmente hasta los 46 o 47 millones a causa de las lluvias de octubre y noviembre.

Ha avanzado que en la DO Vinalopó ya están probando en "fase experimental" variedades sin pepita que pueden ser una realidad comercial "en unos cinco o seis años".

La producción de uva tipo aledo en Vinalopó -ha recordado- se realiza con el sistema de cultivo del embolsado, lo que permite retrasar la maduración, conseguir una coloración uniforme, una piel más fina y un sabor neutro y dulce del fruto.

Ante la crisis y con motivo de su décimo segundo aniversario, Uvasdoce, una de las empresas de la DO Vinalopó situada en el municipio de Monforte del Cid, donará hoy al Banco de Alimentos de Alicante 20.000 bolsitas con las tradicionales doce uvas de Nochevieja para que se repartan entre los más necesitados.

En Mercamadrid, aunque no han podido precisar cómo se comporta hoy el precio, sí han confirmado que la semana pasada entraron 386.805 kilos de uva, de las que 154.722 eran de la variedad aledo -la más tardía de Vinalopó- a un precio que oscilaba entre 1,5 y dos euros/kilo, siendo la cotización más frecuente 1,8 euros/kilo.

Operadores de Mercamadrid han calculado que por cada kilo se obtienen entre siete y nueve raciones de una docena de uvas para Nochevieja.

La entrada de uva blanca sin pepita en Mercamadrid se situó la pasada semana en tan solo 19.340 kilos, un volumen similar al de la variedad napoleón y muy por debajo de los más de 77.000 kilos de uva tipo dominga, de los cerca también 77.000 kilos de la variedad glober de importación y de los casi 39.000 kilos de la uva ideal.

En el mercado de frutas y hortalizas de Mercabarna, uno de sus interlocutores ha apuntado que tras el parón por las festividades de anteayer y ayer, Navidad y San Esteban, hoy comenzará la tradicional venta de uva aledo de cara a Nochevieja.

"El precio lógicamente dependerá de la demanda, pero seguro que que se nota la crisis, que es muy grande", han avanzado desde este mercado mayorista antes de confirmar que el precio de la aledo se está situando hoy entre los 1,8 y los dos euros por kilo, "en línea con las cotizaciones del último año".

La crisis sí que ha pasado factura a la venta de las "Doce uvas de la suerte" de Cofrusa, enlatadas en un almíbar muy ligero y peladas -son de la variedad superior, sin pepita- que la empresa murciana compra en Lorca, Totana y Jumilla y comercializa en este formato desde el año 2000.

Según el director comercial de esta firma, Emilio López, la previsión para la Nochevieja de 2012 pasa por unas ventas de 3,7 millones de latas, frente a los cuatro millones de hace un año o el récord de 8,5 millones de unidades vendidas en 2001.

Cofrusa, que ahora se encuentra en concurso de acreedores, fue la que "enseñó a contar uvas a los fruteros" -ha recordado López-, ya que ante la competencia que generó su producto puso de moda en el gremio minorista la oferta en tarrina o bolsa individual de doce uvas frescas.

La mandarina es otra de las frutas que quieren abrirse hueco entre las uvas de nochevieja de la mano de la firma de venta de cítricos por internet esnaranja.com.

Fuentes de esta firma han asegurado que los gajos de esta fruta están tradicionalmente presentes durante la Navidad en países como Holanda, Suiza, Polonia y China como símbolo de prosperidad y suerte y que, además de "atraer buenos augurios", aportan colorido y frescor a la mesa.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD