25-11-2012 / 18:00 h EFE

Al menos once personas murieron hoy y otras treinta resultaron heridas en un ataque perpetrado con un coche bomba contra una iglesia de un cuartel de la Fuerzas Armadas de Nigeria en el estado de Kaduna, en el norte del país.

Esos datos fueron divulgadas por el portavoz del Ejército nigeriano, brigadier general Bolaji Koleoso, en un comunicado.

Con anterioridad, fuentes del Hospital Militar del recinto castrense, situado en la localidad de Jaji, a unos 35 kilómetros de la capital homónima de Kaduna, habían informado sobre cinco muertos en el atentado.

Al parecer, una pequeña bomba fue detonada en un principio, antes de que un suicida impactara con un vehículo con explosivos contra la Iglesia Protestante del cuartel, según aseguraron testigos al diario local "Daily Trust".

La mayoría de las víctimas, según fuentes del Hospital Militar citadas por el periódico, son miembros del coro de la iglesia, ya que el atentado tuvo lugar cuando los asistentes a un servicio religioso habían empezado a marcharse.

Las autoridades han acordonado las rutas de entrada y salida del cuartel tras el ataque, el último de ese tipo que golpea a Kaduna desde que un suicida atentara el pasado 28 de octubre contra una iglesia católica y acabara con la vida de ocho personas.

Aunque nadie se ha declarado, de momento, responsable del atentado, la secta radical islámica Boko Haram se ha atribuido en el pasado acciones similares.

El ataque ocurrió un día después de divulgarse que el Ejército de Nigeria ha ofrecido 290 millones de nairas (unos 1,8 millones de dólares) como recompensa por información que conduzca a la captura de 19 dirigentes de Boko Haram, incluido su líder, Abubakar Shekau.

Boko Haram, cuyo nombre significa en lengua local "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer la ley islámica en el país, de mayoría musulmana en el norte y preponderancia cristiana en el sur.

El grupo radical ha asesinado a más de 3.000 personas en ataques cometidos desde 2009, según afirmó a comienzos de este mes el jefe del Ejército de Tierra de Nigeria, Azubuike Ihejirika.

Anteriormente, la cifra de referencia era la de la ONG pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW), que hablaba de más de 1.500 muertos desde 2009, cuando Boko Haram inició una sangrienta campaña en venganza por la muerte de su líder, Mohammed Yusuf, a manos de la Policía.

HRW, al igual que Amnistía Internacional y otras organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos, también ha denunciado numerosos abusos por parte de las Fuerzas de Seguridad de Nigeria.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Enero 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD