18-09-2012 / 19:10 h EFE

Un equipo de trabajo formado por investigadores de dos universidades austríacas y de la de Extremadura (UEx) ha recurrido al supercomputador extremeño "Lusitania" para estudiar los efectos de la radiación de microondas con las que trabajan los teléfonos móviles o los hornos microondas domésticos.

La capacidad de cálculo del supercomputador ha permitido al equipo multidisciplinar demostrar que tales radiaciones no contribuyen a la alteración de las proteínas, al menos durante el proceso de digestión enzimática y, por tanto, por esa vía no son nocivas para la salud humana, ha informado el Ejecutivo extremeño en un comunicado remitido a Efe.

En el estudio han colaborado técnicos de los institutos de Química y de Biociencia Molecular de la Universidad Karl-Franzens de Graz, del instituto de Biología Molecular de la Universidad Médica de Graz y del departamento de Química Orgánica e Inorgánica de la UEx, que ha determinado que la cinética de la digestión enzimática sometida a radiación de microondas, así como las fragmentaciones, no cambian con respecto a muestras no irradiadas.

El supercomputador ha participado en el proyecto modelando la estructura de las proteínas implicadas bajo la influencia de campos eléctricos de diferente intensidad.

Los resultados han sido publicados en la revista internacional "Journal of Proteomics".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD