16-07-2012 / 14:40 h EFE

La liberalización de los periodos de rebajas y la subida del IVA van a suponer "la puntilla" para el sector del pequeño comercio, según la gerente de la Federación Navarra de Comercios (FNC), Elisabeth Azcárate, quien apunta, además, que el consumidor "va a salir perdiendo" con esta medidas.

En declaraciones a Efe, Azcárate ha considerado "incomprensible", un "jarro de agua fría" la medidas aprobadas por el Consejo de Ministros y con las que no están de acuerdo, por lo que van a tratar de modificar, ya que atentan contra "la competitividad del sector" y pueden provocar "el cierre de muchos establecimientos".

En este sentido ha avanzado que desde las organizaciones autonómicas y nacional del Comercio van a trabajar para que se mitiguen las medidas relativas sobre todo a la liberalización de horarios y a los cambios en la definición de rebajas y promociones.

"Vamos a intentar presionar todo lo posible a los parlamentos autonómicos y al Estado para que se revise ese paquete", ha señalado Azcárate, quien ha reconocido que en el caso de Navarra, con los sanfermines por medio, una época en la que tradicionalmente el sector coge vacaciones, todavía no han tenido ocasión de reunir a la junta.

No obstante ha asegurado que iniciarán un proceso de traslación de su opinión a la ciudadanía y a los partidos políticos para "ver si se hace valer la autonomía en materia de Comercio que hay en Navarra y otros regiones".

Al respecto ha comentado que "el Gobierno de Navarra se ha posicionado en favor del pequeño comercio y no ha suscrito estas medidas en la reunión de directores generales, pero habrá que ver que pasa en el proceso de trámite parlamentario".

Dentro de las medidas que se están aprobando, según Azcárate, hay que distinguir "las que son necesarias por homologación económica con el resto de países europeos, de armonización fiscal, de lo que son unas medidas que no tienen nada que ver con la competitividad como son la libertad de horarios y la modificación de las rebajas".

"No se entiende por qué ese paquete tiene que incluir temas tan delicados y en contra de la competitividad del pequeño comercio en un momento en el que el sector está aguantando en primera fila el problema del consumo interno", ha denunciado.

Al respecto ha subrayado que "es clarísimo que ni el aumento del horario comercial, ni los cambios en las rebajas van a generar empleo, lo único que se hace es trasladar el consumo hacia las grandes marcas que están ubicadas en los centros comerciales de las periferias de las ciudades".

Por eso ha considerado que "esta medida está dictada al interés de las grandes cadenas, que quieren aumentar sus márgenes en algo que no tiene que ver con el consumo" y es que, según ha indicado, "el consumidor no reclama ampliación del horario comercial, no requiere más horas de servicio al público".

A eso ha añadido que es "impensable que los autónomos (el sector representa el 25 % de los autónomos) estén noventa horas a la semana trabajando, es impensable que los pequeños comercios estén más horas abiertos porque están sometidos a los convenios autonómicos, mientras que las grandes cadenas tienen los convenios nacionales que les permiten competir en horarios de trabajo porque las condiciones de sus trabajadores son mucho peores".

Además ha recalcado que "la calidad del empleo se va a ver mermada" y "no se va a favorecer el consumo, porque se va a trasladar de la semana al fin de semana".

Todo esto va a ser "un detonante para aumentar los cierres en cascada de un sector que genera dos veces más empleo que las grandes superficies y que genera un empleo autónomo que es el único que se puede generar en este país", según Azcárate.

En cuanto al IVA ha comentado que tenían la esperanza de que el aumento llegara en un "momento de sosiego en términos de consumo, cuando hubiera un marco de estabilidad económica que mejorara por lo menos la confianza del consumidor", confiaban en que "se retrasara hasta el año que viene para dar un margen de recuperación al consumo".

Según los datos que ha aportado, en los últimos años de la crisis el consumo ha ido bajando y así desde 2008 se estima que ha habido una caída de ventas del 30 o el 40 % , pese a lo que el empleo solo ha descendido en un 2,5 %. Mantener las empresas en estas condiciones "está siendo heroico", ha concluido.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2017
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD