15-07-2012 / 11:50 h EFE

La vaca Sayaguesa, una raza en peligro de extinción, que abunda sobre todo en el suroeste de Zamora y en Salamanca, participa en un proyecto europeo denominado Tauro, debido a que es el bóvido más cercano genéticamente al Uro Europeo, de donde parte el vacuno actual que se cría en Europa.

El uro, cuyos últimos ejemplares se extinguieron en el bosque polaco de Jaktórow, en 1627, era el bóvido salvaje que pastaba libremente por toda Europa y ahora, un grupo de trabajo en países como Holanda, España, Italia y Escocia pretenden acercarse genéticamente a este animal.

Para ello, pretenden desarrollar combinaciones genéticas entre los bóvidos más próximos al uro que aún se conservan en diferentes regiones de Europa.

En España, este proyecto lo ha asumido la Fundación Naturaleza y Hombre, con sede en Cantabria y que tiene su centro de operaciones en la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, una dehesa de 500 hectáreas ubicada en Espeja, al oeste de la provincia de Salamanca.

Además de la vaca Sayaguesa, en la península ibérica participarán en el proyecto Tauros otras razas muy próximas la uro, como la Vaca Moronesa, de Portugal, o la Vaca Limia, que aún se conserva en algunos puntos de Galicia y que también está en peligro de extinción.

La Maronesa, al igual que la vaca Sayaguesa, es una vaca de gran 'rusticidad' (apenas necesita cuidados en el campo), casi negra, que vive en el norte de Portugal y que antaño se utilizaba para las labores campesinas.

Para la consecución de este proyectos, en la Reserva Campanarios de Azaba se han introducido seis ejemplares de Sayaguesa, cinco hembras y un macho, que han sido adquiridos en la comarca zamorana de Sayago, que da nombre a este bóvido.

"Hemos adquirido ejemplares que se asemejan al máximo a los uros, es decir, con el hocico blanco, con la piel muy oscura y con una lista de color medio marrón que va por toda la columna", ha explicado hoy a EFE Diego Benito, uno de los responsables de la Fundación Naturaleza y Hombre.

Estas vacas, que apenas se dejan ver, estarán libres por un entorno de dehesa de roble, encina y alcornoque donde huirán ante la presencia humana.

La iniciativa, liderada por un grupo de holandeses, intentará acercarse al extinto Uro con el cruce de la Sayaguesa y otras razas muy próximas al bóvido primitivo, que pastan en Escocia o Italia.

Se trata de la raza denominada Vaca de las Tierras Altas, que vive en Escocia, que tiene mucho pelo y cuyos rasgos la asemejan al bisonte.

En el caso de Italia, la raza seleccionada es la Maremmana, un ejemplar de gran envergadura, apta para reproducirse en condiciones extremas y de la que se conservan alrededor de cinco mil ejemplares en zonas como Lazio o Toscana.

Según la Fundación Naturaleza y Hombre, todas estas razas, muy abandonadas por la producción en extensivo, debido a su rentabilidad, suponen grandes ventajas para la conservación de territorios como la dehesa de la península Ibérica.

De esta manera, la propia fundación ha emprendido un proyecto conjunto con otras regiones del Delta del Danubio, del sur y el este de Los Cárpatos e, incluso, de Croacia, para la reintroducción de lo que han denominado "grandes herbívoros", tales como el rebeco (en el caso de Croacia) diferentes razas de caballo o la cabra hispánica, además de los bovinos más primitivos de Europa.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2017
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD