10-07-2012 / 13:40 h EFE

El recién nombrado obispo auxiliar de la diócesis católica de Shanghái, Thaddeus Ma Daqin, ha sido apartado de sus labores ministeriales después de hacer pública en una homilía su intención de abandonar la Iglesia Patriótica Católica china, ligada al régimen comunista y que no reconoce al Vaticano.

Según informa hoy el diario "South China Morning Post", Ma, de 44 años, no ha sido visto en público desde el pasado 7 de julio, el día que ofició la misa, si bien el rotativo, que cita al medio católico Ucanews.com, indica que se encuentra en Shenshan, cerca de Shanghái.

Ma tiene libertad de movimientos pero las autoridades le han prohibido regresar a su trabajo, añade el rotativo.

Al parecer, autoridades que asistieron el sábado a la iglesia donde ofició la misa Ma salieron "muy enfadadas" por la intención expresa del obispo de dejar sus cargos en la citada Iglesia patriótica china, en la que ocupaba el puesto de vicepresidente de la rama de Shanghái.

El suceso tiene sus raíces en la permanente disputa entre el Vaticano y Pekín, ya que el régimen comunista no reconoce la autoridad del papa sobre la Iglesia católica china, a la que obliga a depender del Partido Comunista.

Según el Vaticano, en China hay entre 8 y 12 millones de católicos, divididos entre los pertenecientes a la Iglesia Patriótica, controlada por el Gobierno comunista, y la clandestina, fiel al Vaticano y en ocasiones perseguida por el régimen.

Uno de los puntos que enfrenta al Vaticano con Pekín es el nombramiento de obispos, pues la Santa Sede reclama que sólo pueden ser designados por el papa, mientras que la Iglesia Patriótica los ordena sin el visto bueno papal.

En el caso de Ma, no obstante, el Vaticano y Pekín llegaron a un acuerdo para su nombramiento, una fórmula que se ha usado con frecuencia en los últimos años de acercamiento entre el papa y China.

Ma es el primer obispo de la China continental que anuncia que va a dejar su puesto en la citada asociación.

Los sacerdotes y las monjas de la diócesis de Shanghái afirmaron haber recibido un mensaje de Ma anoche en el que el obispo señalaba que se sentía "mental y físicamente exhausto", y que necesitaba "un descanso y un retiro personal".

Algunos de ellos manifestaron su preocupación por la seguridad de Ma: "rezaré por él", señaló uno de ellos a Ucanews.com.

El Vaticano y China no mantienen relaciones diplomáticas desde 1951 y, para reanudarlas, Pekín exige que la Santa Sede rompa previamente con Taiwán y no "interfiera" en los asuntos internos del país asiático.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2017
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD