20-06-2012 / 11:40 h EFE

La Asociación Cristiana de Nigeria (CAN), que engloba a las iglesias de ese país, acusó hoy a la secta radical islámica Boko Haram de provocar "una guerra contra los cristianos", tras los recientes atentados que han causado más de cien muertos.

En un comunicado divulgado hoy por los medios nigerianos, el presidente de la CAN, Ayo Oritsejafor, subrayó que los ataques, la mayoría perpetrados contra parroquias en el norte del país, constituyen "una clara indicación" de que la secta "ha declarado una guerra contra los cristianos y el Cristianismo en Nigeria".

Oritsejafor asemejó la violenta campaña de los islamistas a "una limpieza religiosa sistemática que recuerda a los cristianos el origen de la yihad (guerra santa)".

La nota se divulgó después de los atentados suicidas del pasado domingo contra tres iglesias en el estado septentrional de Kaduna, que causaron unos 70 muertos -incluidas personas fallecidas por represalias de jóvenes cristianos- y más de 150 heridos, según fuentes hospitalarias citadas por la prensa nigeriana.

Un día después de esos ataques, que obligaron a las autoridades a declarar un toque de queda de 24 horas, al menos 40 personas -entre ellas miembros de las fuerzas de seguridad- murieron en un ataque de Boko Haram en Damaturu, capital del estado norteño de Yobe, de acuerdo con fuentes médicas citadas hoy por el diario "Daily Trust".

Al igual que en Kaduna, las autoridades impusieron un toque de queda de 24 horas en Damaturu, convertida el lunes en un campo de batalla entre unos cien supuestos integrantes de la secta islamista que invadieron la ciudad y el Ejército.

En ese contexto, la Iglesia lamentó hoy que el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, se comporte de manera "arrogante" al no cumplir su promesa de terminar pronto con los atentados de Boko Haram.

"Lo que parece más preocupante es la gestión de la crisis por parte del presidente, en cuyas manos está la seguridad de las vidas y los bienes de los nigerianos", remarcó el comunicado de la Asociación Cristiana de Nigeria.

Jonathan ha recibido duras críticas por la decisión de viajar a Río de Janeiro (Brasil) para asistir Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20, que empieza hoy y dura hasta el viernes, mientras la violencia sacude el norte del país africano.

La secta radical, cuyo nombre significa "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer la ley islámica en Nigeria, de mayoría musulmana en el norte y cristiana en el sur.

Desde el inicio de su violenta campaña en 2009, cuando el fundador de Boko Haram, Mohamed Yusuf, murió bajo custodia policial, la secta ha matado a unas 1.200 personas, la mayoría en ataques perpetrados en el norte de Nigeria, según el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas nigerianas, Oluseyi Petinrin.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2017
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD