05-06-2012 / 16:00 h EFE

Más de ochenta pakistaníes católicos se han trasladado a vivir a la ciudad de Valencia después de haber huido de su país "ante las continuas amenazas por profesar la fe cristiana".

Según un comunicado del Arzobispado de Valencia, la mayoría han sido acogidos en España "como refugiados religiosos", como el matrimonio formado por Jamshed y Marina, de 33 y 29 años, que llegaron hace cinco años a Valencia "tras ser acusados de blasfemia por entender que enseñaban ideas contrarias al Corán".

La pareja vive ahora en uno de los dos pisos que la parroquia de San Eugenio de Valencia ha destinado a la acogida de familias refugiadas y desde que salieron de su país "no han podido regresar ni ver a su familia".

En los últimos seis años, según las mismas fuentes, se ha registrado en Pakistán un "notable incremento del número de ataques contra minorías religiosas en todo el país" por parte de grupos de islamistas radicales.

Además, han indicado que el último informe sobre libertad religiosa en el mundo de la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) indica que los cristianos acusados de blasfemia sufren "marginación, vejaciones y, llegado el caso, cárcel y hasta muerte sin necesidad de testigos".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD