26-04-2012 / 13:20 h EFE

El cocinero catalán Joan Roca, que será homenajeado esta noche en la clausura del XVIII Congreso Nacional de Cocina de Autor de Vitoria, ha mostrado hoy en la capital alavesa cómo comerse el mundo sin levantarse de la mesa.

Roca ha cerrado hoy las jornadas de este congreso con una ponencia sobre las últimas creaciones del restaurante El Celler de Can Roca (tres estrellas Michelin), que dirige junto sus dos hermanos Josep y Jordi, con quienes forma un trío creativo en perfecto equilibrio.

Ante un público eminentemente joven, compuesto por estudiantes de hostelería de las escuelas de Gamarra y Mendizorroza, la primera lección que ha impartido ha sido la de cómo dar la bienvenida a los comensales.

Lo importante es "abrir el corazón a la gente" y transmitir emociones o evocar memorias.

Para ello, ha dicho que se inspira en el mundo a través de los viajes que ha hecho y su objetivo es que quien se siente en su restaurante pueda comerse el mundo sin levantarse de la mesa.

Así, el primer plato que se sirve en Can Roca parece un regalo de bienvenida pero en realidad son cuatro "bocados" inspirados en la esencia de Líbano, Perú, México y Corea, envueltos en una especie de farolillo que representa una bola del mundo y que se abre mediante un elegante lazo negro.

Se trata de un plato muy especial que ha sido creado en homenaje a sus padres, que fueron los primeros en probarlo, ya que "nunca han estado en esos sitios" y los tres hermanos Roca querían "ver qué pasaba".

Durante su ponencia, ha mostrado un vídeo con este particular experimento familiar y los gestos de su madre no han dejado lugar a dudas sobre la capacidad de llegar a emocionarse con sabores desconocidos.

Roca ha expuesto la filosofía del Can Roca, basada en la combinación de la tradición y de la investigación culinaria a través de técnicas clásicas que evoluciona y transforma en nuevas.

El chef catalán ha asegurado que es "difícil" crear platos nuevos pero su trabajo se ha visto compensado y, en declaraciones a Efe, ha dicho que esta semana está siendo "mágica", ya que hace tres días fue distinguido por la Academia Internacional de Gastronomía con el Gran Premio del Arte de la Cocina y hoy recogerá el Gorro de Plata del Congreso Nacional de Cocina de Autor de Vitoria.

Roca ha asegurado que el galardón de la capital alavesa representa mucho para los cocineros de su generación, "para los que han hecho la revolución de la gastronomía española", y ha recordado que "todo empezó en Vitoria" en las jornadas que organiza Gonzalo Antón, del Restaurante Zaldiaran.

Pese a estar considerado el segundo mejor cocinero del mundo, por detrás de René Redzepi, ha afirmado que intenta llevar con distancia este tipo de clasificaciones y ha asegurado que no le obsesiona aunque lo agradece mucho.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD