12-04-2012 / 14:00 h EFE

Unas obras de adaptación de la Casa del Reloj de Melilla han permitido descubrir la existencia de la Capilla de la Enramada, fechada en 1580 y tapada desde hace más de 400 años, lo que supone la recuperación de un valor histórico del patrimonio de la ciudad.

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha visitado hoy esta capilla acompañado de otros miembros de su Gobierno y del cronista oficial de la ciudad, Antonio Bravo, que ha subrayado la importancia histórica de este hallazgo porque es una de las obras más antiguas de Melilla.

La Capilla de la Enramada es un poco posterior a otras obras situadas en Melilla la Vieja, como la Capilla de Santiago o los aljibes, y hasta ahora sólo había constancia de que había existido por unos planos del siglo XVI, aunque se pensaba que posiblemente habría sido destruida.

De esta manera, se han aprovechado las obras de adaptación de la Casa del Reloj de Melilla -para que pueda acoger una pinacoteca con unos 80 cuadros de pintura contemporánea española desde Goya hasta la actualidad- para comprobar si existía realmente esta antigua capilla, algo que se ha conseguido "por intuición".

Antonio Bravo ha explicado que la Capilla de la Enredada fue construida hacia 1580, ya que sobre 1550 se demolió una iglesia que había en la Plaza de Armas para construir una nueva, pero, como se sabía que las obras se iban a prolongar durante bastante tiempo, se construyó esta capilla horadando la muralla antigua de Melilla La Vieja.

Se trata de un ábside abierto a un gran espacio para que pudiera congregar a mucha gente, lo que permitía cubrir las necesidades religiosas que no podían otras capillas, que eran pequeñas para albergar a una cantidad importante de fieles que acudían a misa.

Las obras de rehabilitación han supuesto un modificado de 87.540 euros en el proyecto de la Casa del Reloj y han permitido recuperar el espacio original de la capilla, suprimiendo el forjado, los muros de sillería que estaban cubiertos con cemento y un grueso muro que tapaba una de las caras más bien conservadas.

En ella se ha encontrado una hornacina con símbolos y los sillares que aparecen firmados por los canteros que la construyeron, además de elementos originales que pueden verse por vez primera después de permanecer durante siglos tapados.

Imbroda ha dicho estar muy contento con el hallazgo y recuperación de la Capilla de la Enredada porque gracias a esta inversión municipal "se ha recuperado un trozo de la historia de Melilla, para ponerlo a la luz para que lo puedan ver todos los ciudadanos".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2018
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD