25-03-2012 / 14:20 h EFE

Unos 3.500 vecinos lorquinos afectados por los terremotos, según la organización, se manifestaron hoy a las puertas de la sede de Presidencia de la Comunidad (Palacio de San Esteban) para protestar porque no les llegan las ayudas que, según rezaban las pancartas, "están embalsadas y Lorca estancada".

Una gran pancarta encabezaba la marcha con el lema "El Gobierno regional retiene las ayudas a los damnificados del terremoto de Lorca" y otras rezaban "Lorca unida será reconstruida" o "¡Por la reconstrucción!", con el gran logotipo de la asamblea de vecinos en el que se ven hombres aguantando la caída de edificios.

Varios autobuses partieron a las 10:30 horas del barrio de la Viña -el más afectados por los seísmos-, entre otros puntos de la ciudad, para llegar al jardín de Floridablanca poco antes del mediodía, en que iniciaron una marcha con la que cortaron la Gran Vía de Murcia, hasta llegar a San Esteban, donde leyeron un manifiesto.

El portavoz de los afectados, José Alberto Lario, ha dicho a EFE que el acto de protesta tiene su origen en el incumplimiento de los compromisos del gobierno regional, ya que una parte del dinero de las ayudas a los damnificados no ha llegado a sus destinatarios, al tiempo que acusaron a la administración de falta de transparencia en este asunto y poca agilidad en los trámites.

Lario ha indicado que con este acto pacífico han intentado demostrar que el pueblo de Lorca está activo reclamando soluciones para ellos y para sus hijos, ya que, según dijo, hay dos centros educativos demolidos sobre los que no existe proyecto de reconstrucción ni partidas presupuestarias.

Además comentó que el patrimonio cultural y religioso de Lorca ha sido prioritario a la hora de destinar ayudas, y aunque no están en contra de que se arregle el patrimonio, consideran que primero deben estar las necesidades básicas de la población, y se preguntó cómo el presupuesto regional ha destinado sólo 206.000 euros en una partida para la reconstrucción de la ciudad.

Muchos vecinos viajaron en sus coches particulares a Murcia, por lo que se originó una pequeña aglomeración de vehículos en el entorno del barrio del Carmen, desde donde partió la marcha de estas familias afectadas.

Más de diez meses después del terremoto hay afectados que continúan con problemas de vivienda, como han manifestado en esta protesta, en la que critican que las ayudas lleguen "con cuentagotas".

José Alberto Lario ironizó con el hecho de que el presidente autonómico acudiese anoche a pregonar la semana santa de La Hoya, en Lorca, cuando, según manifestó este portavoz vecinal, ha incumplido los compromisos que había adquirido con la ciudad, ya que las ayudas enviadas por el Ejecutivo central están "retenidas" en las arcas autonómicas.

Explicó que diez mil vecinos no han podido todavía regresar a sus casas por lo que considera "nefasta" gestión del proceso de reconstrucción.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD