22-03-2012 / 16:10 h EFE

Los Veintisiete han alcanzado un acuerdo sobre los proyectos prioritarios de la Red Europea de Transporte que recibirán fondos comunitarios, que incluye los corredores mediterráneo y atlántico, pese a lo cual se ha opuesto España, que exigía incluir el corredor Central, el puerto de Vigo y varios aeropuertos.

El Consejo de ministros de Transportes de la Unión Europea respaldó la propuesta de la Comisión Europea (CE), que establece un mapa con las conexiones de transportes que se consideran más relevantes, que deben ser ejecutados para 2030 y serán cofinanciados con dinero comunitario.

La propuesta de la CE incluía los trazados del corredor Mediterráneo y el Atlántico, así como parte del Central (el eje Algeciras-Madrid-Zaragoza, desde donde se conectaría con Francia a través de País Vasco y Cataluña), pero excluía una conexión con Francia a través de los Pirineos.

La ministra de Fomento española pidió que se incluyan entre los proyectos prioritarios el puerto de Vigo y los aeropuertos de Málaga, Alicante, Gran Canaria y Tenerife Sur; y retomó sus reivindicaciones de que se financie la totalidad del corredor Central.

Pastor reclamó también la ejecución de un enlace con Francia a través de un túnel en Canfranc (Aragón) que atraviese los Pirineos y la configuración de Zaragoza como "plataforma estratégica".

"Hemos defendido que estamos trabajando con Francia en el proyecto del corredor Central. El corredor Mediterráneo es prioritario para nosotros, pero son también muy importantes el corredor Atlántico y el corredor Central, y en eso vamos a seguir trabajando", señaló a los medios a su llegada al Consejo.

Por su parte, el comisario europeo de Transporte, Siim Kallas, señaló que "no podemos empezar ahora las negociaciones aquí desde cero" y el resto de las delegaciones nacionales mostraron su respaldo al texto.

Italia también expresó su interés en incluir otros proyectos que se han quedado fuera en la lista, pero decidió no oponerse al acuerdo, según fuentes comunitarias.

La CE ha accedido ofrecer una flexibilidad a los Estados miembros en las fechas de ejecución de las obras, tal y como pedía Reino Unido, con la inclusión de una cláusula según la que se revisarán los compromisos de ejecución de obras para 2030 en 2023 en función de la crisis económica.

El texto aprobado hoy debe ser ahora negociado en el Parlamento Europeo (PE) en los próximos meses, durante los que Pastor aseguró que seguirá trabajando para que se atiendan las reivindicaciones españolas.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2017
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD