19-03-2012 / 13:00 h EFE

Veinticinco países europeos se han unido para probar en 1.500 pacientes un nuevo tratamiento con el que minimizar las secuelas del ictus a través del enfriamiento del cerebro en las horas posteriores al episodio.

El ensayo clínico, presentado hoy en Bruselas, será coordinado en España por el Hospital Vall d'Hebron (Barcelona), que además liderará una parte importante del estudio.

El nuevo tratamiento se basa en estudios piloto que han demostrado que enfriar el cerebro en las seis horas siguientes a un ataque cerebrovascular aumenta en gran medida las posibilidades de salvar al paciente y reducir los daños cerebrales, según han explicado sus responsables en una rueda de prensa.

La hipotermia terapéutica, que ya se usa con éxito tras paradas cardíacas, busca provocar una suerte de hibernación del cerebro con el fin de reducir la necesidad de oxígeno y reducir los posibles daños.

El tratamiento resulta "increíblemente seguro", según sus promotores, y puede ser llevado a cabo con equipos que ya están disponibles en los hospitales.

Tras los "prometedores resultados" de las primeras pruebas, los investigadores buscan ahora un ensayo a gran escala que permita, si los resultados son los esperados, generalizar la práctica en Europa.

"El desafío ahora es reclutar en un periodo de tiempo relativamente corto a 1.500 pacientes con ictus isquémico agudo, con una atención especial a aquellos para los que no hay un tratamiento realmente efectivo o que muestren una respuesta limitada a las intervenciones estándar", ha explicado Stefan Schwab, responsable de la Universidad Friedrich-Alexander, de Erlangen-Nuremberg (Alemania).

Los responsables del estudio han asegurado en una rueda de prensa que el tratamiento podría ser utilizado en unos 350.000 pacientes cada año en Europa, salvando unas 14.700 vidas y dejando sin secuelas a más de 25.000 personas.

En total, cada año se registran en el continente 1,8 millones de hospitalizaciones por ictus, un problema que es la mayor causa de muerte en Europa tras los episodios cardiacos isquémicos.

"Cada día 1.000 europeos mueren por ictus, es decir, uno cada 90 segundos", ha recordado en la rueda de prensa jefe de neurociencia del Centro de Ciencias del Cerebro de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido), Malcolm Macleod.

El ensayo clínico será coordinado por el consorcio EuroHYP-1 puesto en marcha con ese fin y estará financiado con casi 11 millones de euros facilitados por la Unión Europea (UE).

En él participarán 60 universidades y hospitales de 25 países (todos miembros de la UE salvo Turquía, Croacia y Noruega) y contará con el apoyo de científicos estadounidenses y australianos.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD