16-03-2012 / 15:10 h EFE

Los ayuntamientos del sureste de Gran Canaria -Agüimes, Ingenio y Santa Lucía de Tirajana- han reiterado hoy su rechazo a acoger en su territorio una planta de gas, que cuestionan por sus riesgos y por entender que solo favorece intereses particulares frente a los generales.

"Si el Gobierno de Canarias hubiera puesto el mismo interés y empeño en las energías renovables que en el gas, ya estaría resuelto el problema" del suministro eléctrico en la isla, ha sostenido hoy el alcalde de Santa Lucía, Silverio Matos (NC), al dar a conocer un "Manifiesto contra la planta de gas en tierra" promovido por la Mancomunidad del Sureste, que agrupa a los tres municipios.

Un manifiesto que han apoyado ya organizaciones y personalidades de todo tipo, desde patronales de la comarca a partidos como Nueva Canarias, Izquierda Unida Canaria o PSOE de Ingenio, sindicatos como CCOO y UGT, el economista Antonio González Viéitez o las campeonas de windsurf Iballa y Daida Ruano, y que reclama "una apuesta firme y decidida por un nuevo modelo energético".

Para sus firmantes, ese nuevo modelo debería estar presidido "por el consumo de energías limpias, hoy día más baratas de producir en este archipiélago que las que conseguimos a través del fuel o las que podríamos conseguir con el gas".

La declaración, que se inicia argumentando el rechazo a la referida instalación por la necesidad de afrontar el cambio climático, plantea además que, en caso de que finalmente se optara por el gas, la planta se debería ubicar en el mar, no en tierra.

Recurrir a algún tipo de planta flotante o a barcos autónomos capaces de suministrar el gas sin que se precisara construir instalación alguna son las alternativas que se proponen en el texto, en el que se alude al "indudable riesgo para las personas y propiedades situadas en su entorno" para exigir que el tratamiento del combustible se lleve a cabo lejos de la población.

De hecho, las normas vigentes en la actualidad establecen que una planta como la que se proyecta debe ubicarse a una distancia de al menos dos kilómetros de la población más próxima, según ha expuesto el alcalde de Agüimes, Antonio Morales (Roque Aguayro).

Morales ha abundado en la tesis de Silverio Matos de que el retraso que se ha registrado en el desarrollo de las energías renovables en la comunidad autónoma "no es casual" y se ha debido a que "ha habido interés en torpedearlo" desde algunos responsables políticos que han querido favorecer a determinadas empresas en lugar de a la ciudadanía.

Y ha asegurado que el desarrollo de las renovables posibilitaría garantizar a través de ellas el 80 por ciento del suministro energético que se necesita en Canarias, un objetivo que ha insistido en que no se ha logrado por decisiones políticas.

Antonio Morales ha destacado que el manifiesto presentado hoy se ha promovido en este momento ante la decisión del Cabildo de Gran Canaria de aprobar un nuevo plan de hidrocarburos insular que aboga por instalar ya la planta de gas, que se pretende contrarrestar buscando el mayor apoyo posible al pronunciamiento.

Pronunciamiento que el alcalde de Ingenio, Juan José Gil, ha especificado que respalda su grupo de gobierno, pese a que él es del Partido Popular, el mismo que preside el Cabildo, con el argumento de que no se puede "apostar por algo que todavía no vemos claro que sea seguro".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD