28-01-2012 / 11:50 h EFE

Varios lugares de Castilla y León han servido de escenario e inspiración para la serie televisiva "Toledo", un relato histórico de ficción que se desarrolla en la ciudad española en la que convivieron las culturas cristiana, musulmana y judía en el siglo XIII.

El director artístico de la serie, que hace un mes ha estrenado la cadena Antena 3, es el vallisoletano David Temprano, quien ha explicado a EFE que ha utilizado varios detalles de su Comunidad autónoma para preparar los decorados que representan la corte de Alfonso X en Toledo.

La localidad de Pedraza (Segovia) es uno de los lugares en los que se rueda la serie y el director artístico ha tomado referencias del arte gótico mudéjar de diferentes puntos de España y de la Comunidad, como algunos arcos del monasterio de Santa Clara en Tordesillas, en Valladolid, para implicar la arquitectura mudéjar, que "debía estar muy marcada".

La reproducción de los arcos polilobulados del templo vallisoletano se encuentra en uno de los edificios más importantes del Toledo del siglo XIII, la Escuela de Traductores, que aparece representada en la serie.

La casa de Rodrigo, uno de los personajes de "Toledo", está basada en la arquitectura rural castellanoleonesa, que "aún puede contemplarse y se conserva en algunos pueblos", construida en adobe, "con un salón en el que se desarrollaba la vida familiar alrededor de una gran chimenea", ha detallado.

Una reproducción de la talla de la Virgen de las Cantigas que se encuentra en la iglesia de Santa María de la localidad palentina de Villalcázar de Sirga también aparece en la serie, en el despacho del arzobispo Oliva, encarnado por el actor Rubén Ochandiano.

El trabajo de Temprano (Valladolid, 1978), que ya ha intervenido como director artístico en series históricas como Águila Roja, comienza con la elección de la línea de estilo de los decorados, que en este caso se ha basado en las miniaturas que aparecen en el libro "Las Cantigas de Santa María", del rey Alfonso X.

Determinadas partes de la Edad Media recreadas por Temprano en la serie salieron del libro del monarca, aunque "sabiendo que es una visión idealizada y pudo no ser así", ha destacado el director artístico, que ha indicado que para no incurrir en errores trabajan junto a historiadores.

"Sería un error ver Toledo como un documental histórico", ha incidido el diplomado en Dirección Artística por la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid (ECAM), que ha indicado que la serie es un producto de ficción en el que se resuelven problemas contemporáneos de la misma forma que se haría en el siglo XIII.

Los bocetos de los decorados a color y el dibujo técnico arquitectónico de los elementos que formarán el ambiente de la historia es parte de la labor de Temprano, que tiene en su retina y en su base de datos miles de imágenes captadas con su cámara de fotos.

El vallisoletano ha considerado que un "buen director artístico debe tener una gran memoria" y saber recuperar los documentos que va atesorando a lo largo de su carrera porque la fase de documentación en una serie televisiva es "muy rápida".

En "Toledo" el tiempo que tuvieron para documentación fue un mes, periodo en el que Temprano recopiló unos cincuenta libros de la época medieval sobre aspectos como armas o arquitectura.

"Una serie histórica lleva mucho más trabajo que una serie contemporánea", ha destacado Temprano, que ha señalado que otra de sus misiones es cuadrar el presupuesto del decorado y cuidar el atrezo para que sirva para posteriores rodajes.

Con el auge de los productos televisivos históricos, las casas de atrezo tiene reservados con bastante antelación sus elementos, algo que obligó al equipo artístico de "Toledo" a acudir a Italia, donde encontraron los escritorios que aparecieron en la película "El nombre de la rosa".

Además, en el Toledo recreado por Temprano en un plató de 1.500 metros cuadrados y en algunos escenarios exteriores, se han utilizado escudos de la película "El Cid" o de "Ágora", dirigida por Alejandro Amenábar.

El Salón del Trono o la Escuela de Traductores han sido algunos de los espacios más complicados de montar ya que el equipo de Temprano había previsto una biblioteca de la Escuela que era "más grande que todo el plató", por lo que se vieron obligados a sustituirla por tecnología digital.

Los métodos de retoque digital han tenido que usarse en varias partes del decorado, como el exterior de la ciudad de Toledo y el exterior del palacio de Alfonso X.

Además, han tenido que implantarse de forma digital algunos edificios de la ciudad de Toledo en la localidad de Pedraza para poder rodar en ella.

"El decorado debe ser invisible a los ojos del espectador", ha reconocido el director, ya que es un "marco que auxilia el trabajo de actores y guionistas", ha expresado.

El apogeo de las series televisivas basadas en la historia está ocurriendo "en todo el mundo", ha incidido Temprano, que ha explicado que España no tiene nada que envidiar en cuanto a técnicos y métodos digitales a las producciones televisivas de EE.UU, de las que sólo se diferencia por "el presupuesto".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD