27-01-2012 / 5:00: h EFE

Las autoridades de Nueva Zelanda recibieron hoy en una ceremonia 20 cabezas de guerreros maoríes momificadas hace dos siglos en un ritual ancestral tras ser devueltas por las autoridades francesas.

Las cabezas tatuadas, trofeos de guerra de las tribus maoríes, partieron hace una semana del museo parisino de quai Branly y a partir de ahora se conservarán y serán investigadas en el museo Te Papa de Wellington, informó la televisión neozelandesa.

Las autoridades neozelandesas afirmaron que las cabezas no serán exhibidas al público sino que serán estudiadas para determinar su origen.

"Tenemos que estudiar la historia maorí y relacionar las batallas con la época en que nuestros antepasados (las cabezas) fueron llevadas al extranjero", afirmó Te Herekiekie Herewini, responsable del museo Te Papa.

Los indígenas de Nueva Zelanda cercenaban las cabezas de sus rivales vencidos para modificarlas como trofeos y luego las intercambiaban con los europeos a cambio de armas y otros objetos.

En los siglos XVIII y XIX, las cabezas, conocidas como "Toi Moko" en referencia a los tatuajes, eran luego exhibidas en toda Europa, donde existía una fascinación por las culturas exóticas.

Desde los años 80, las autoridades de Nueva Zelanda han demandado el retorno de las cabezas maoríes momificadas repartidas por el mundo, aunque de momento sólo han conseguido repatriar 320 y otras 500 continúan en colecciones públicas y privadas.

Francia se resistió durante años a devolver los trofeos de guerra, pero en 2010 se aprobó una ley que hizo posible la devolución.

El embajador Francés en Nueva Zelanda, Francies Etienne, consideró que la entrega de las cabezas cierra un episodio "truculento".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2017
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD