23-01-2012 / 18:00 h EFE

Unas 60 obras entre tapices, maquetas de la serie "Gaudí", dibujos, fotografías y obra gráfica constituyen la exposición "Nuevas lecturas de la colección: I tapices y obra gráfica" que abrirá sus puertas mañana en la Fundación Pilar y Joan Miró de Palma.

El presidente de la fundación y concejal de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Palma, Fernando Gilet; la directora de la fundación, Elvira Cámara, y la coordinadora general del proyecto, María Luisa Lax, han presentado hoy la muestra, ha informado la entidad cultural en un comunicado.

La exposición es la primera de una serie de nuevas lecturas de la colección del fondo de la fundación, que se prevé que cuenten con varios préstamos, como es el caso de los tapices en esta ocasión.

En esta primera exposición, el interés se centra en dos lenguajes que cultivó Miró de forma destacada: la obra gráfica y el tapiz. De forma paralela, se han diseñado dos talleres educativos para los meses de febrero y marzo.

La "Serie Gaudí" se muestra en el Espai Zero y rinde homenaje a Antoni Gaudí, el arquitecto modernista catalán que Joan Miró conoció mientras asistía a clases de dibujo en el Círculo Artístico de Sant Lluc de Barcelona. Miró admiraba profundamente a Gaudí y su obra fue una referencia constante.

La serie consta de 21 estampas que tienen su origen en sendas maquetas preliminares. El ajedrezado irregular y polícromo de estas maquetas evoca el "trencadís", los fragmentos de cerámica o vidrio que Gaudí utilizaba como revestimiento de algunos elementos arquitectónicos.

La serie se estampó en colaboración con Joan Barbarà, y fue publicada por Maeght en Barcelona, en 1979.

Gaudí y Miró compartían su fascinación por la naturaleza y la preferencia por las líneas curvas y las formas orgánicas.

En 1957, Miró propició el diálogo entre arte y arquitectura al crear el "Mural del sol" y el "Mural de la luna", en colaboración con Josep Llorens Artigas, para la sede de la UNESCO en París.

Para enriquecer el proceso creativo de estos murales cerámicos, Miró visitó sus fuentes de inspiración: Altamira, la pintura románica catalana y la arquitectura de Gaudí.

En los años 60 el "Laberinto", el conjunto de esculturas, cerámicas y murales que Miró concibió para los jardines de la Fondation Maeght de Saint-Paul-de-Vence, fusionó de nuevo arte y arquitectura.

Miró sintonizó además, con la poética del fragmento del "trencadís", el mosaico irregular en el que Gaudí había llegado a incrustar trozos de tazas o botellas, como en el techo de la sala hipóstila del Parc Güell (1900-1914).

A partir de los años 20, Miró incorporó objetos en sus collages y "assemblages". El grueso de la producción escultórica mironiana en los años 60 y 70 tuvo su origen en acoplamientos de objetos. A la hora de inmortalizar estos "assemblages" en bronce, Miró partía de vaciados de los propios objetos, un procedimiento que el artista relacionó con el método de trabajo de Gaudí.

En la vitrina se muestran cinco libros sobre Gaudí de la biblioteca personal de Miró dos fotos de Miró en el Parc Güell y la revista "Papeles de Son Armadans" en homenaje a Gaudí, con portada de Miró, entre otros objetos.

El corredor de la fundación se centra en la prosa poética y los versos escritos por Miró a partir de noviembre de 1936, con la intención inicial de recopilarlos en un libro ilustrado que no llegó a materializarse.

El Espai Cúbic y el recibidor alojan las estampas de la serie reunida en "Le Lézard aux plumes d'or" que sirvieron de inspiración para unos tapices tejidos por Josep Royo, con la idea de Miró de "escapar de la pintura-pintura, explorar otros medios de expresión, descifrar tierras desconocidas".

Se pueden ver fotografías de Francesc Catalán-Roca relacionadas con la elaboración de los tapices y varios dibujos preparatorios.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD