13-12-2011 / 18:31 h EFE

La Comisión Europea (CE) aprobó hoy un conjunto de recortes en el personal comunitario, como la reducción del número de trabajadores en las instituciones de la UE y el aumento de la edad de su jubilación a 65 años, con el objetivo de ahorrar 1.000 millones de euros hasta 2020.

El Ejecutivo europeo estima que estos recortes permitirán congelar los gastos de operaciones de la administración comunitaria hasta ese mismo año y que, a largo plazo, supondrán un ahorro de 1.000 millones de euros anuales, según explicó en un comunicado.

La propuesta, que ahora debe ser aprobada por el Consejo y el Parlamento de la UE, incluye iniciativas como el retraso de la edad de jubilación, la reducción en un 5 % de la plantilla, compensado con un aumento de las horas de trabajo semanales, y la bajada de sueldos en determinados sectores.

El comisario europeo encargado de Administración, Maros Sefcovic, expresó su confianza en que el personal de las instituciones europeas podrán hacer frente a los "grandes retos" que afronta "si trabajan más intensamente, durante más tiempo y con mayor eficiencia", según la mencionada nota.

La propuesta aprobada hoy es fruto de las negociaciones en Bruselas sobre un primer paquete que ya figuraba en el Marco Financiero Multianual presentado a finales de junio, del que mantiene "sin cambios" los elementos clave, a la vez que introduce algunas modificaciones para "no afectar a la capacidad de las instituciones".

Sefcovic defendió que esta medida es la "respuesta políticamente correcta y jurídicamente fundamentada" a las peticiones de los Veintisiete, que demandaban, entre otras cuestiones, que se suspendiera el aumento salarial del personal comunitario de este año debido a la crisis económica.

Esta idea es "imposible, por no reunirse los requisitos jurídicos necesarios", según afirmó el vicepresidente.

En concreto, la propuesta incluye medidas como la reducción en un 5 % del personal de todas las instituciones entre 2013 y 2017 "mediante la rotación normal del personal" y el alargamiento de la semana laboral mínima de 37,5 horas a 40, sin compensación salarial.

Además, los funcionarios europeos deberán esperar dos años más para jubilarse, hasta cumplir los 65, y podrán mantenerse en sus puestos de forma voluntaria hasta los 67, a la vez que se endurecerán las normas para acogerse a la jubilación anticipada.

El paquete también incluye una rebaja de 6 a 3 días anuales en las vacaciones específicas para que el personal pueda viajar a sus países de origen.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD