22-11-2011 / 21:10 h EFE

Blas

Logroño, 22 nov (Efe).- "Los muertos no se tocan, nene", se ha estrenado hoy en Logroño, la ciudad que vio nacer a Rafael Azcona y le inspiró esta historia, en parte autobiográfica, truculenta y desbordante de humor negro, con un cadáver de cuerpo presente como protagonista determinante.

Filmada en blanco y negro, "Los muertos no se tocan, nene" cuenta el despertar al sexo de un adolescente -Fabianito, trasunto del propio Azcona- en el velatorio de su bisabuelo, probo funcionario de una ciudad de provincias -Logroño-, fallecido en la ruina tras malgastar sus últimos ahorros en un televisor, todo situado en la plomiza, triste y hambrienta España de finales de los cincuenta.

La película, que fue estrenada en el Festival de Cine Europeo de Sevilla el pasado mes de noviembre con desigual fortuna -no recibió ningún premio aunque fue muy aplaudida y se ha proyectado con éxito en Andalucía, según su productor, Juan Gona- ha sido presentada hoy en Logroño por su director, José Luis García Sánchez.

Acompañaban al cineasta Juan Gona y una parte de los actores de la cinta: Silvia Marsó, Carlos Iglesias, Mariola Fuentes y Tina Sainz, además de Cuca Gamarra, alcaldesa de la capital riojana, cuyo Ayuntamiento ha colaborado en la producción del filme.

Actores y director se han deshecho en elogios hacia Rafael Azcona, la película, sus propios papeles en la cinta, Logroño, su hostelería, el cariño de los logroñeses, las facilidades que la ciudad ofreció al equipo de rodaje y la colaboración de todo un elenco de personajes riojanos ligados a Azcona que tienen pequeños "cameos" en la cinta.

Gona ha lamentado que "Los muertos no se tocan, nene" no recibiera ningún premio en Sevilla y es que "todos se los dan a directores iraníes o iraquíes, hombres con faldas", por lo que ha propuesto vestir "con una faldita corta" a su director, José Luis García Sánchez, en el próximo festival que concurse.

La película, ha dicho Gona, es un homenaje, en blanco y negro y rodada con las técnicas de los años cincuenta, a Rafael Azcona de "sus amigos de siempre" y ha prometido que se proyectará de forma escalonada en toda España: "allí donde haya una pared blanca estará la película", ha resumido el productor.

"Los muertos no se tocan, nene" completa la trilogía del guionista y literato logroñés que con "El Pisito" y "El cochecito", retrató el sombrío panorama de la España de la postguerra con la precisión de un taxidermista.

Jose Luis García Sánchez, ganador del Oso de Oro de Berlín con "Las truchas", introduce en el velatorio del viejo funcionario a todas las clases sociales de la época, como en la cena de Navidad de "Plácido", y provoca un batiburrillo en el piso del finado del que surge la sonrisa, la risa y hasta la carcajada.

En la presentación, el director ha afirmado que está "orgásmicamente agradecido" a la ciudad de Logroño, a todo el elenco artístico y a todos los que han colaborado en un filme cuyo rodaje "fue una gozada" y acabó "de forma decente".

Mariola Fuentes ha relatado los pormenores de su papel, la criada, "la única que trabaja", y Silvia Marsó, los del suyo, la señora de la casa, un personaje irreconocible en la España de hoy, una mujer de los años cincuenta de cuando ser mujer era sinónimo de renuncia.

Carlos Iglesias, un sargento chusquero en la historia de Azcona, ha subrayado la importancia del surrealismo en el lenguaje fílmico de los años cincuenta y su influencia en la cinematografía y ha dicho que hay mucho de este lenguaje en la película y en todo el cine del guionista logroñés.

Tina Sainz ha puesto a la presentación la nota realista y ha hablado de la dureza de la "triste" y "sombría" España de la postguerra que se refleja en la cinta, siempre a través del prisma del peculiar humor negro de Azcona, impregnado de amor y compasión por los débiles y las gentes sencillas.

También ha asistido a la presentación Bernardo Sánchez, la conexión logroñesa del director, cineasta, guionista, autor del "making off" del filme, amigo y exégeta de Azcona, quien sostiene que el rodaje de "Los muertos no se tocan, nene" era obligado y con él "se ha cumplido un designio".

Sánchez ha recordado que hace exactamente 50 años, Azcona, junto a la actriz Celia Conde, presentó en Logroño la película "El Pisito" y, preocupado, preguntaba a su hermana tras la proyección: "pero, la gente, ¿se ha reído?.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Abril 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD