18-11-2011 / 20:50 h EFE

Los sindicatos de funcionarios de la UE advirtieron hoy a los países miembros y a los líderes de las instituciones europeas de que iniciarán una huelga si siguen adelante con los recortes previstos en la reforma de su estatuto.

Los sindicatos se han unido en una organización denominada "Frente Común Interinstitucional" para defender sus derechos en un contexto de políticas de austeridad generalizadas en la UE.

En una carta dirigida al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y los miembros del Colegio de Comisarios, los sindicatos informan de la convocatoria para el próximo día 22 en la entrada del edificio Berlaymont del Ejecutivo comunitario, y en su página web (www.weuropa.eu) alertan de una posible huelga si no cambian de parecer y siguen adelante con los ajustes planeados.

Los funcionarios han aprobado una resolución que les sirve de base para negociar con la Comisión sus reivindicaciones, algunas de las cuales han sido incorporadas en el texto revisado de la reforma.

Piden que se abandone la idea de eliminar 7.500 puestos de asistentes y la precariedad en esos trabajos, que se mantenga a las secretarias como funcionarias, que se amplíen los contratos temporales y se les de la posibilidad de acceder a la función pública a través de oposiciones internas y que se apliquen medidas que beneficien a los contratados después de 2004.

No obstante, los sindicatos indican que los frutos de la negociación son todavía "insuficientes y frágiles" y el resultado en su conjunto "desequilibrado e injusto" para ciertas categorías profesionales de funcionarios.

En la última reunión de mediación entre los sindicados y el vicepresidente de la Comisión para Relaciones Interinstitucionales y Administrativos, Marcos Sefcovic, éste hizo "oídos sordos" a los esfuerzos de los funcionarios de llegar a un compromiso y mantuvo una "actitud intransigente", alegan.

Por tanto, los sindicatos han decidido comunicar al Colegio de Comisarios su "grave preocupación" por cómo se están produciendo las negociaciones, sobre todo a la vista de las "amenazas" suscritas en una propuesta por 17 Estados miembros.

Austria, Bulgaria, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Holanda, Suecia y Reino Unido señalan que los cambios propuestos por la Comisión "no ofrecen suficientes ahorros financieros garantizados" en el actual clima económico, en el que la mayoría de los países aplican ajustes en el empleo público.

"Durante el próximo presupuesto multianual (de 2014 a 2020), quisiéramos ver reducciones sustanciales en esa partida de gastos, incluyendo los salarios, las pensiones y los complementos salariales, así como reducciones en el gasto administrativo discrecional", afirman.

En la parte salarial, esos 17 países indican que en la mayoría de los Estados no existe un sistema de ajuste automático, sino que se modifica el sueldo conforme a la situación económica, lo que también debería ser así para las instituciones comunitarias.

Consideran insuficiente elevar la edad de jubilación de 63 a 65 años y la de la prejubilación de 55 a 58 años porque no contribuirá lo suficiente a la sostenibilidad del sistema de pensiones de la UE.

Afirman que se deben vincular los ascensos y las remuneraciones al rendimiento, la responsabilidad y las funciones de gestión, en lugar de a los años que los funcionarios llevan trabajando en las instituciones.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD